Smoothie de cereza y plátano

lunes, 16 de julio de 2018

Este verano está siendo diferente, días calurosos y noches frescas. Para combatir el calor que hace durante el día, lo mejor es tomar bebidas refrescantes que además sean saludables, como los smoothies que se elaboran con fruta natural. 

Hoy vamos a preparar un delicioso smoothie de cereza y plátano.  De esta manera consigo que Monsieur Accidents coma otra fruta que no sea manzana y plátano. 




¿Sabíais que la cereza nos ayuda a regular el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño del cuerpo? Además, es fruta de temporada y, como fruta de color rojo que es, posee propiedades antioxidantes con efecto antiinflamatorio, nos ayuda a estimular nuestro sistema inmunológico, mejorar la circulación de la sangre, retrasa el envejecimiento, protege nuestra piel del sol, mejora el estado de ánimo y a protegernos contra enfermedades cardiovasculares, de carácter neurológico y el cáncer. 




Por su parte, el plátano nos ayuda a reducir los niveles de colesterol e hipertensión arterial, regular nuestro sistema nervioso, a aliviar problemas de ansiedad e irritabilidad, así como a reducir el riesgo de sufrir infartos y combatir la anemia. Esta fruta reduce las náuseas y vómitos, regula el intestino y contiene ácido fólico, por lo que es imprescindible en las dietas de embarazadas. Además, aporta energía a nuestro organismo rápidamente y a reducir calambres musculares, por lo que no falta en las dietas de deportistas y para casos de fatiga crónica y fibromialgia. 




Los ingredientes que vamos a necesitar para cuatro smoothies son:
750 g de cerezas
2 plátanos
1/2 cucharada de miel
1 taza de leche de almendra (Opcional)
2 vasos de hielo picado

La miel que vamos a utilizar es de lavanda de la Alcarria, que le va a aportar ese toque floral al resto de los ingredientes y es la planta por excelencia de estas fechas. 

La leche de almendras es opcional, aportará cremosidad al smoothie. Además es sin lactosa por lo que será apta para los intolerantes a la lactosa. También se puede sustituir por leche entera o light.  

Preparación:
Lo mejor es hacer el smoothie antes de servir, para que conserve al máximo los nutrientes de la fruta. 

Lo primero que vamos a hacer es lavar y secar bien las cerezas. Las deshuesamos utilizando el truco que os comenté aquí y las echamos en el vaso del procesador de alimentos. 




A continuación, pelamos los plátanos, los cortamos en trozos y los agregamos al vaso. 




Vertemos la leche. 




Añadimos la miel y batimos hasta obtener una crema de color granate. 




Podemos colar la crema, pero a mí me gusta dejarla tal cuál. Lo probamos y vemos si necesita más miel. Y, por último, agregamos el hielo picado y volvemos a batir ligeramente. Ya tenemos un sabroso, saludable y refrescante smoothie. 

Presentación:
A la hora de servirlo, lo haremos en unos recipientes especiales para smoothies con pajita de color rojo, acorde con el color de las cerezas.




¿Qué os parece? Está buenísimo, es refrescante y muy saludable. 




El dulzor del plátano compensa la acidez de las cerezas, mientras que la leche de almendras le aporta cremosidad y la miel da el toque floral. Una combinación de sabor muy interesante. 




Otros smoothies que podemos preparar en verano son smoothie de fresa, plátano y sandía, smoothie de frutos rojos, smoothie de plátano y melón y smothie de sandía y lima.

Y recuerda que es una bebida que nos la podemos llevar para tomar mientras paseamos o en cualquier momento. 




¡Bon appétit! 

También te podría interesar

2 comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Hola Encarni!
      Así es, una bebida rica, refrescante y muy saludable.
      ¡Qué termines bien el día!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete