Malas artes (Receta para una historia nº44)

jueves, 31 de mayo de 2018

Nos despedimos de mayo con una nueva receta para elaborar una deliciosa historia.

Mayo ha sido un mes lleno de fiestas, celebraciones, eventos culinarios y solidarios,... Y el tiempo ha sido un poco inestable, sol, lluvia, calor, frío,... Pero un mes lleno de buenas noticias, premios, entrevistas,... y sobre todo, de estar en familia disfrutando de cada momento.

Antes de ponernos con los ingredientes de la receta de este mes, os tengo que pedir perdón porque el mes pasado no pude facilitaros los ingredientes para una receta, las cosas fueron así, me resultó muy difícil. Pero ya estamos aquí con una nueva lista de ingredientes que te esperan para que los utilicéis. 

Os recuerdo que aún estáis a tiempo de hacer y compartir vuestra crítica gastronómica de Muerte en la Fenice.




Para la propuesta de este mes, me he basado en la undécima novela de la saga del Comisario Brunetti de Donna Leon, Malas artes.

Novela que terminamos de leer en mayo del 2005 y que Monsieur Accidents le dio una puntuación de 8. 


Los ingredientes para elaborar una historia con oscuro fondo histórico artístico son:
1 estudiante (Opcional: Claudia Leonardo)
1 comisario (Opcional: Guido Brunetti)
1 abuela que se aferra a la vida (Opcional: Sra. Jacobs) 
1 ambicioso director de museo 
1 honor mancillado de un abuelo fallecido
1 herencia de una fortuna importante
1 robo en la Segunda Guerra Mundial
1 taza de secretos
un puñado de pinturas muy valiosas

Se echa todos los ingredientes en el filtro de una cafetera italiana y se pone a fuego lento, para que el aroma y los sabores de los diferentes ingredientes se mezclen bien y se obtenga una buena taza de café para servirla en una habitación oscura llena de obras de arte.

¿Cuál es tu historia? Ya sabes que tienes un mes para macerar la idea, preparar un buen café e invitarnos a probarlo. A principios de julio recibirás las críticas gastronómicas correspondientes.

¡Bon appétit!

También te podría interesar

2 comentarios

  1. Un café sobre la mesita pequeña del salón, en donde la penumbra se apodera todas las tarde de la principal estancia de la casa. Así le gusta saborear ese café, observando las valiosas obras de arte que cuelgan de la pared. Se toma la taza en silencio, bebiendo en ella uno a uno sus secretos y recuerdos.

    La Señora Jacobs se aferra a la vida. Sus 90 años los sustentan los recuerdos de su marido, el mancillado honor y las desgracias que trajeron la importante fortuna que heredó tras la Segunda Guerra Mundial, de la que ya sólo quedaban ese puñado de pinturas que adornaba esa oscura estancia.

    Todavía esta presente el reciente recuerdo de aquella mañana cuando el comisario Brunetti llegó a su casa y le comunicó que su sobrina Claudia había aparecido muerta.
    Claudia era estudiante de Arte, y conociendo el valor de las pintura que su abuela poseía escondidas en aquel salón de la casa, siguió investigando y averiguó la procedencia y la historia real de su abuelo y la desgracia de su familia.
    En un intento de recuperar el honor perdido de su abuelo y buscando ayuda en el director del museo donde trabaja, dio con esta ambiciosa persona que ideó un plan para abusar de su confianza y quedarse con las prestigiosas obras de arte.
    Claudia descubrió las oscuras intenciones del director y éste la asesinó en un ataque de ira y codicia. Días más tarde, apareció muerta a la orilla de un canal.

    Afortunadamente, recordaba la señora Jacobs, el caso calle en Comisario Brunetti, que gracias a su abnegada investigación, resolvió el asesinato llevando a la cárcel al director del museo y recuperando toda la información para recobrar el honor de la Familia.
    Se sentía muy agradecida. Lo único que no había podido hacer el Comisario Brunetti era devolverle a su nieta, devolverle a Claudia, y ese dolor hacía que poco a poco la penumbra de esa habitación fuera en aumento y se apoderara cada vez más de su ya de por sí frágil y triste vida.

    ResponderEliminar
  2. !!! Robo en el Museo ¡¡¡

    Al museo Nacional de Arte de Cataluña , ( en Barcelona ), se dirige el comisario Ambrosio Contreras para hablar con el ambicioso director del museo por la desaparición de un puñado de pinturas muy valiosas del siglo XII.
    La propietaria de las pinturas desaparecidas es una abuela ya muy mayor que se aferra a la vida y su nieta una joven muy bella y despierta . Las obras de arte las habían heredado de su abuelo y ademas una gran herencia., su abuelo era un superviviente de la Segunda Guerra Mundial .
    También llega al museo un estudiante experto en obras de arte nacido en el Valle de Aran y muy vinculado a las pinturas del siglo XII.
    Con la ayuda del joven estudiante , el comisario Contreras interroga a la abuela y a la joven y descubre una taza de secretos todos relacionados con el abuelo como consiguió las pinturas tan valiosas y su gran fortuna y su relación con la Segunda Guerra Mundial .
    El abuelo exiliado de la guerra española, se refugió en Francia donde hizo una gran amistad con judíos españoles también exiliados procedentes del Valle de Aran .
    El abuelo engaña a los Judíos y se queda con todas las pinturas y la fortuna que poseían , una vez terminada la guerra vuelve a España y deposita las pinturas en el museo Nacional de Arte de Cataluña .
    El estudiante y el comisario citan a la joven y a su abuela que se aferra a no morir sin descubrir todo el secreto de esa fortuna tan importante que el abuelo fallecido amaso y a no mansillar su honor .
    Las cita en una habitación oscura toda ella llena de obras de arte ( entre ellas las desaparecidas ), les sirve una en una cafetera italiana todos los ingredientes de su investigación los pone a fuego lento para que los aromas y los sabores se mezclen bien y se obtenga una buena taza de información .
    El culpable de la desaparición era el ambicioso director del museo , descendiente de judíos del Valla de Aran y conocedor de toda la historia del abuelo y que siempre había soñado con esas pinturas .

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete