Brazo de gitano con crema de mango

lunes, 2 de diciembre de 2019

La semana pasada fue muy intensa tanto para Monsieur Accidents como para mi así que he pensado en que nos merecemos algo dulce con el que comenzar la semana y qué mejor forma de hacerlo que con algo dulce. 

Además, tengo en la nevera crema pastelera que hice ayer con la que podemos preparar un delicioso brazo de gitano. A Monsieur Accidents le encanta el mango así que he pensado en sorprenderlo con un brazo de gitano relleno con crema de mango. ¿Me acompañas a la cocina?




Los ingredientes que vamos a necesitar para ocho personas son:
Para el bizcocho ligero:
4 huevos
100 g de azúcar
100 g de harina de repostería 

Para el almíbar:
100 g de agua
100 g de azúcar
ron
zeste de limón

Crema pastelera:
350 ml de leche
1/2 ramita de canela
1/2 limón
75 g de azúcar
1 huevo
1 yema
17 g de almidón
17 g de harina de repostería
10 g de mantequilla
5 cucharadas de mermelada de mango 

El zeste de limón se puede sustituir por zeste de naranja.

Preparación:
Os cuento como hice la crema pastelera ayer. Infusionamos la leche con la canela y la piel del limón, para ello, lavamos y secamos bien el limón, con ayuda de un pelador sacamos la parte amarilla de su piel, evitando la parte blanca que es lo que amarga. En un cazo vertemos la leche, la canela y la piel del limón, lo ponemos al fuego y llevamos a ebullición.  Apartamos del fuego y dejamos reposar.

En un bol mezclamos el azúcar, el huevo, la yema de huevo, el almidón y la harina. Colamos la leche infusionada caliente sobre la mezcla anterior, mezclamos ligeramente y volvemos a colar de nuevo a un cazo limpio. 




Ponemos el cazo a fuego lento hasta que rompa a hervir y dejamos cocer hasta que espese sin dejar de remover con unas varillas. 




Cuando tenga la consistencia deseada, se aparta del fuego y se agrega la mantequilla, que integramos enérgicamente con las varillas. 

Se pasa a un bol, cubrimos a piel con papel film y dejamos enfriar. El papel film colocado sobre la crema hará que no se forme costra sobre ésta.




Mientras se enfría la crema pastelera nos ponemos con el bizcocho. Para ello, preparamos una bandeja o lata de horno con papel de hornear y una manga pastelera. 

A continuación, en un bol introducimos los huevos y el azúcar y batimos con unas varillas hasta que se cree una espuma densa o doble su tamaño. 




Tamizamos la harina sobre la mezcla anterior, poco a poco, y vamos a ir integrándola con movimientos envolventes con la ayuda de una lengua, hasta que quede una masa homogénea, aireada y sin grumos.  




Pasamos la mezcla de inmediato a la manga pastelera que tenemos preparada. Escudillamos sobre la bandeja de horno con papel, dibujando primero un rectángulo con la masa y rellenando luego su interior. 




Lo llevamos al horno, a una altura media baja y horneamos durante 8 o 10 minutos. Transcurrido este tiempo, comprobamos si la masa está hecha pinchando un palillo, si sale limpio es que la masa está lista, en caso contrario lo dejamos unos minutos más. 

Sacamos del horno y colocamos sobre un papel de horno y quitamos en el que se ha horneado. 




Enrollamos y cubrimos con un paño. Esto hará que guarde la forma. 




Mientras el bizcocho se está haciendo preparamos el almíbar, para ello, vertemos el agua en un cazo que ponemos al fuego, agregamos el azúcar y removemos hasta que se disuelva. Agregamos un poco de zeste de limón y un chorreoncito de ron y los llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir lo apartamos del fuego y dejamos enfriar. Colaremos antes de usarlo. 

Sacamos la crema pastelera del frigorífico, quitamos el papel film, agregamos la mermelada y mezclamos hasta que quede bien integrada. 




Ya solo nos queda unir las tres elaboraciones. Estiramos el bizcocho y lo pintamos con el almíbar para que quede tierno.




A continuación lo cubrimos con una capa de crema de mango, dejando una parte sin rellenar para que a la hora de enrollar, la crema no se salga. 




Enrollamos el bizcocho, colocamos la abertura hacia abajo, y cortamos los extremos para igualarlo. 




Presentación:
Lo colocamos en una fuente y decoramos. Yo tengo unas plantillas de corazones con dibujos que me gusta el efecto que queda cuando se espolvorea el azúcar glas sobre ellos. 




Decoramos con unas deliciosas grageas de mango natural cubiertas de chocolate intenso de Lacasa, que vienen en la última caja Degustabox






Cortamos porciones que servimos en platos, espolvoreamos un poco más de azúcar glas y acompañamos de unas pocas de grageas de mango. Una cuchara y a disfrutar de nuestro momento mango.  






Bon appétit!

También te podría interesar

1 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete