Héroes Anónimos: Médulas de arena, dona vida

lunes, 9 de julio de 2018

Los héroes o superhéroes están a la orden del día, ya sea gracias a los cómics, series o el cine. Pero si miramos con atención a las personas que nos rodean, quizás nos demos cuenta de que algunas de ellas son héroes, personas que luchan contra el malo, como puede ser el abandono, el abuso, el maltrato... o la enfermedad. De hecho, cada cierto tiempo intento daros a conocer a una de esas personas luchadoras, valientes, ejemplos a seguir, que, para mí,  son héroes. 

Hace algo más de un mes, me ofrecieron participar en el programa "Héroes Anónimos" de Castilla-La Mancha Media porque yo era una heroína y mi historia se tenía que conocer. Si os digo la verdad, al principio me negué porque no me considero una heroína, pero... reflexionando conmigo misma, me di cuenta de que, si mi testimonio servía para ayudar a otras personas, debía de hacerlo. 

Y os estaréis preguntando, ¿qué tiene esta chica para que la consideren una heroína? Pues yo no lo tengo muy claro... pero os cuento, el último programa de esta temporada de "Héroes Anónimos" trata de la leucemia y el proyecto "Médulas de Arena", yo con cinco añitos padecí leucemia, a los 14 años me dieron el alta y por suerte puedo contarlo. 




Hoy en día han mejorado mucho los tratamientos, cuando yo tuve esta enfermedad la supervivencia era de 1% y en la actualidad es superior al 80%. 

Es curioso que mi primer recuerdo sea el día que me ingresaron en el Hospital Reina Sofía (Córdoba), ir sentada en la silla de ruedas que empujaba el celador por ese pasillo, la iluminación, la sala donde me llevó, las pruebas que me hicieron. A partir de ese momento comienzan mis recuerdos. 

Cuando estuve hospitalizada, cada vez que ingresaba un niño, las enfermeras venían a buscarme a la habitación para que fuera a animarlo y a hacer que se integrara bien. Recuerdo a mis amigos, Cristinito, Juan Carlos, Jaimito y Luisito, con los que jugaba y a mi Tito Jose Mari, con el que me iba a pasear para distraerlo antes de entrar a que le dieran la quimioterapia. Los adultos pensamos que los niños no se enteran de lo que sucede, pero estamos muy equivocados, yo era consciente cada vez que moría uno de ellos, pero me tenía que hacer la fuerte por mis padres.

Yo no necesité trasplante, pero en el caso de que lo hubiera necesitado, mi familia no era compatible, así que tendría que haber sido un donante no emparentado. 




¿Os habéis planteado alguna vez que donar es regalar una vida? Y en esta vida hay que ser generosos, así que, no lo dudéis más y haceros donantes de médula osea, salvareis vidas. Sólo tenéis que inscribiros en la web de cada servicio de salud, dependiendo de la comunidad autónoma en la que vivas, en mi caso es este link para la Comunidad de Castilla La-Mancha.  

El hecho de apuntaros no significa que tengáis que donar sino que seréis donantes, esto es que entráis en una base o banco de datos y si hay una persona que necesita tu ayuda, entonces es cuando tendrías que donar. 




Me alegro de haber aceptado participar en el programa y haber compartido mi testimonio. En él conocí a gente maravillosa como a Sandra, Poldo y Elordi, unos luchadores y ejemplos a seguir, al igual que a Piedad, Samuel y Hugo, gracias a ellos puedo compartir algunas imágenes del momento. Quiero también agradecer tanto a Hugo como a Julián, Cristina y al equipo de este programa el trato que nos dieron, la sensibilidad con la que tratan estos temas. En todo momento me sentí arropada y con tanto cariño... muchas gracias. 








Aquí os dejo el programa Héroes anónimos, dirigido y presentado por Julián Cano, merece la pena que lo veáis.




Al igual que la radiotelevisión pública Castilla-La Mancha Media, yo también me uno con este post a la campaña #PonleFecha que está promoviendo la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, concienciar sobre la donación de médula y la donación para la investigación de su curación.   




Resumiendo, soy el 1% gracias un equipo de hematólogos y de enfermería, a unos tratamientos, mucho cariño y a unas enormes ganas de vivir. 

¿Mi mensaje? Hay que luchar, ser optimista pero sin bajar la guardia. Que, tanto si padeces la enfermedad como si eres familiar de paciente de cáncer, tienes que saber que no estás solo, hay personas que te pueden ayudar, ya sean personas  que están pasando o han pasado por lo que tú o asociaciones como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), donde dan apoyo psicológico, atención social, orientación médica y servicios de acompañamiento. 

¿Mi petición? Dona médula y regala una vida.

¡Recuerda que entre todos podemos hacer grandes cosas con muy poco!  

También te podría interesar

5 comentarios

  1. Que bonita la entrevista y que humana , muchas gracias a todas estas luchadora y adelante , la vida es muy bonita y merece la pena vivírla y hay mucha gente apoyando esta lucha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Encarni!
      Gracias por tus palabras de apoyo y ánimo. La verdad es que, es bueno que las personas que rodean a un enfermo de cáncer o de cualquier otra enfermedad hagan que se sienta querido.
      A lo largo de mi vida he conocido a muchas personas luchadoras que con su fortaleza me han ayudado a mejorar. Son ejemplos a seguir y nos muestran que querer es poder.
      ¡Un abrazo luchadora!

      Eliminar
  2. Lola, me ha encantado leerte. Guardo con especial cariño ese día. Fue un placer conoceros a Sandra y a ti y compartir nuestras experiencias. Fue algo mágico y la verdad que ese mensaje que queríamos trasmitir se plasma perfectamente en el programa. Un besazo y seguimo en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Elordi!
      Para mí también ha sido un placer conocerte. Me alegro de que te haya gustado el post. A mí el programa me ha gustado mucho, ha sido muy emotivo y se nota que se ha hecho con mucho cariño. Seguimos en contacto.
      ¡Un beso guapísima!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete