Crítica gastronómica de Triple asesinato en un despacho de abogados (Receta para una historia nº 37)

viernes, 10 de noviembre de 2017

Como a principios de cada mes, dedicamos un post para hacer las criticas gastronómicas de los relatos que habéis elaborado con los ingredientes del mes anterior.

Pero antes de empezar, os recuerdo que hay nuevos ingredientes que os esperan para que elaboréis un nuevo relato en Receta para una historia nº38: Brida, la búsqueda de una bruja.




Hoy vamos a valorar y hacer la crítica correspondiente a los platos que hemos elaborado con los ingredientes de Receta para una historia nº37: Triple asesinato en un despacho de abogados, que son los siguientes:

Plato nº1 elaborado por Encarni M.:
Un taxista ecuatoriano haciendo su ronda por el centro de Madrid, se da cuenta de que en un piso sale humo. Avisa a la policía que se personan en el domicilio la Brigada de la Policía Judicial de Madrid. Cuando entran en el piso es un despacho de abogados, encuentran una papelera ardiendo y tres cuerpos, el de una abogada cubana degollada, el de un abogado peruano con un fuerte golpe y a la recepcionista en parada cardiorespiratoria, pero tras fallidos intentos de reanimación muere.
El despacho pertenece a un abogado que se dedica a la extranjería, (pero él no se encontraba en esos momentos). Entre los cuerpos se encuentran trozos de papel quemado y una pequeña hoguera con papeles ardiendo, como de estar quemándolos y una barra de hierro o palanqueta y un puñal.
La Brigada de Policía Judicial de Madrid llama a varios peritos de la Policía Científica para que les ayude a investigar . 
Descubren entre los papeles quemados y registran los ordenadores el correo electrónico y Facebook, la relación del dueño del despacho con una doctora alemana que administraba drogas a sus enfermos, a un militar estadounidense huido de su país por traficar con armas y también documentación de un narcotraficante israelí.
La policía descubre la relación del dueño del despacho con los drogas, el trafico de armas y la documentación falsa. El abogado peruano fue en su país procurador y llevo causas de secuestro y tráfico de armas.
Descubren un puñado de huellas dactilares y dan con un grupo de sicarios de un cartel mejicano que estaban en Madrid e iban al por el dueño del despacho, al no encontrarlo dieron muerte a los que se encontraban en él
, para que no les delataran.
Con la identificación de las huellas y los papeles encontrados dieron con ellos y los detuvieron antes de que abandonaran el país

Plato nº2 elaborado por Carmen F. del blog Yo Blogueo:
Glen se encontraba junto al taxi viendo el incendio del Edificio dónde trabajaba Rosa su chica, una bella recepcionista cubana a la que amaba por encima de todas las cosas, Rosa llevaba 12 años en España trabajando para doña Elisa una abogada Cubana que se dedicaba a solucionar problemas de extranjería, el trabajo de unos años a esta parte se había vuelto un infierno para Rosa y Glen le pedía que por favor no regresase más.
Glen llevaba meses pensando que Rosa debería dejar ese trabajo, aunque era taxista y ecuatoriano se había adaptado muy bien a la vida de su barrio, formaba parte de una asociación muy activa de inmigrantes y sabía que podía intentar encontrar un trabajo más seguro para Rosa.
A Glen le parecía un riesgo el trabajo de Rosa, en los últimos años habían recibido amenazas de clientes, mafias y tratantes, incluso un Brigada de la Policía avisó a Glen de que la señora Elisa tendría problemas si no dejaba de entrometerse en asuntos con un cartel mexicano "y no se andan con chiquitas... me entiendes?", Glen recordaba que ya hubo un susto en octubre cuando intentaron robar en el despacho y la policía científica encontró una palanca para forzar la puerta.
Glen desconocía el hecho de que en aquella ocasión la policía tomó huellas y llegaron al hallazgo sorprendente de que entre las de aquellos sicarios se encontraban las del señor Hezell un narcotraficante Israelí en busca y captura desde el año 2003, por ello la Señora Elisa estaba vigilada 24 horas al día.
Rosa se encontraba declarando envuelta en una manta entre lágrimas a una agente y a Don Jaime, un abogado Peruano que ayudó a Rosa meses atrás, ella estaba sensiblemente nerviosa.
Don Jaime apareció en escena meses antes cuándo Rosa comenzó a sentir el acoso y las amenazas por las redes de un ex militar americano que apareció de la nada y empezó a acosar a Rosa de forma regular e impertinente, en aquel entonces Rosa no pasaba por su mejor momento, el trabajo se había vuelto muy estresante ya que este señor era cliente de Elisa y Rosa tenía que estar a veces bastante tiempo a solas con él en la sala de despacho esperando a que su jefa despachase el asunto, aprovechaba para tocarla y susurrarle cosas que ella no entendía, aquello le aterraba y era incapaz de contárselo a Glen para que no se pusiera celoso.
Las visitas de Rosa al despacho de Don Jaime eran casi clandestinas, a veces decía que iba a ver a la mujer de Don Jaime una doctora alemana que trataba la ansiedad con un método de hipnosis, aquellas visitas provocaban recelos en Glen y se interrumpieron durante un tiempo.
Tras abandonar la escena del incendio Rosa junto a su Abogado acudieron a comisaría, allí estaba obligada a decir la verdad, ella sacó su teléfono y mostró al Brigada un correo de amenazas de muerte del señor norteamericano que la acosaba hacía Elisa, en él amenazaba con volver a mandar a los sicarios y con asesinarlas si no lograba lo que ella le tenía prometido.
El brigada pidió a Rosa si tenía imágenes de este señor o algo que ayudase a que lo identificaran y dijo que sí, pidió que no dijeran nada a Glen porque lo mataría, este señor le había mandado fotos suyas en todo tipo de actitudes, en posturas eróticas e incluso vídeos por privado tocándose, el policía al verlo llamó a todas las unidades ya que se trataba de un narcotraficante israelí que entre otros cargos tenía en su haber varias condenas por identidad falsa.
Sonó el teléfono de Rosa era un whatsapp de el americano en él que ponía "Elisa ha muerto"

Plato nº3 elaborado por Paula A. del blog A little piece of me:
Dave es un ex-militar estadounidense que tiene trastorno post traumático después de varias misiones en Irak y acude a un despacho de abogados preguntando por un narcotraficante israelí. Está retirado, pero le quedaron varios asuntos pendientes. Sus fuentes saben que allí encontrará las respuestas que busca, pero acude con un cuchillo en la mano, con el que amenaza a la recepcionista cubana, para intimidar y que rompan el silencio al que están acostumbradas. La coartada del delincuente es una doctora en química alemana, que según él, es quien le fabrica las drogas. Piensa que algo no cuadra en la historia y le da una puñalada a una de las abogadas, pero no cambian su versión de la historia, aterradas... Lo único que consigue con eso es convertirse en fugitivo... Además, las huellas que ha dejado en el despacho hace que la policía científica lo identifique en poco tiempo...
Y no sabemos como termina la historia, te lo dejo en busca y captura...

Y hasta aquí los platos elaborados por nuestras colaboradoras, esperamos que os gusten. Ahora os toca a vosotros valorar y hacer las críticas y comentarios correspondientes. 

¡¡Feliz mes de Noviembre!! 

También te podría interesar

0 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete