Ponerse en los zapatos de otro

lunes, 13 de abril de 2015

Ponerse en los zapatos de otro, qué difícil es en algunas ocasiones. Y no todas las personas somos capaces de hacerlo. 


Somos egoístas, queremos reconocimientos, pero que no se vean nuestros fallos. Hay personas que gritan, critican,... a otras, y todo es para lo mismo, para que nadie se dé cuenta de los errores que ellas cometen. Yo me pongo en sus zapatos y me entristece la visión que tienen de la vida. 

Si me escucharan les diría que, nadie tiene que pagar por lo mal que lo hayan pasado, o por lo mal que consideren que la vida les ha tratado. 

Yo he tenido mis propias luchas con la vida, pero no por eso dejo de dar cada mañana mi mejor sonrisa al mundo. 

Os propongo que deis vuestra mejor sonrisa y recibiréis otras a cambio. 

También te podría interesar

3 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete