El bizcocho de limón de Rosi

viernes, 27 de marzo de 2020

El verano pasado estuve en Novales, un pueblo de Cantabria en el que los limones son los protagonistas. Como no podía ser de otra manera me tuve que traer alguno, 5 kilos para ser exactos. 

Hoy os voy a mostrar cómo Rosi, la dueña de la casa rural donde nos alojamos, preparaba un bizcocho con ellos cada día para el desayuno. 




Estos limones me recuerdan a los que mis padres tienen en su huerto, de piel gruesa, con mucho sabor y muy aromáticos, unos cítricos con mucha personalidad que aportan carácter a la receta que se elabore con ellos.




Los ingredientes que vamos a necesitar son:
1 sobre de levadura
3 huevos
1 yogur natural
3 medidas de yogur de harina
2 medidas de yogur de azúcar
1 medida de yogur de aceite de oliva virgen extra
1/2 limón

Un sobre de levadura equivale a 4 cucharaditas de la misma. 

Una medida de yogur equivale a 1/2 taza.

El yogur natural se puede sustituir por uno de limón. Y el secreto del bizcocho de Rosi es que sustituye la mitad del yogur por nata, aunque también se puede utilizar leche. Así, añadimos 1/4 de taza de yogur y 1/4 de taza de nata.

El azúcar se puede sustituir por panela. 

Además de la ralladura del limón utilizaremos también su zumo. 

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes y utensilios que vamos a necesitar, así, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. A continuación, elegimos el molde que queremos a utilizar, los engrasamos con un poco de aceite y espolvoreamos un poco de harina. 

Una vez tenemos todo listo, introducimos todos los ingredientes en un vaso de un procesador de alimentos, tamizando la harina junto con la levadura antes de añadirla. Mezclamos con el accesorio de varillas hasta conseguir una masa homogénea y la vertemos en el molde.

Llevamos el molde al horno y horneamos durante 40 minutos, transcurrido este tiempo, comprobamos si el bizcocho está listo. Yo suelo pincharlo con un palillo, si sale limpio lo saco del horno y si no, lo ponemos 5 minutos más o hasta que la masa esté hecha. 

Una vez que el bizcocho esté listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.  




Presentación:
Con el molde que hemos elegido queda perfecto para servirlo directamente en él. Lo llevamos a la mesa junto con unos platos, unas cucharitas y a probarlo. 






Bon appétit!

También te podría interesar

1 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete