Los gritos del pasado (Receta para una historia nº50)

lunes, 31 de diciembre de 2018

Estamos a 31 de diciembre, último día del mes y, como no podía se de otra manera, nos despedimos con una nueva receta para elaborar una deliciosa historia. 

Último día del año, aún no me lo creo, han pasado tantas cosas... unas buenas y otras malas, pero de todo sale algo positivo. Estoy contenta de las cosas que he hecho, de las personas a las que he conocido. Y quiero agradecer a mi familia y amigos por todo el apoyo y cariño que me habéis dado. Gracias también a vosotros por estar ahí. 




Para la propuesta de este mes me he basado en el último libro que Monsieur Accidents y yo nos estamos leyendo y, como suele ser tradición, se trata de una de las novelas de Camilla Läckberg, Los gritos del pasado. 

Ya os he hablado en anteriores posts sobre esta escritora de novelas policíacas cuyos libros se desarrollan en Suecia y me gustan leerlos en estas fechas aunque, no siempre, la trama es en ésta época del año. 

Los gritos del pasado es el segundo volumen de la serie Los crímenes de Fjällbacka que se desarrolla en una ciudad de la costa occidental sueca y cuyos protagonistas son el policía Patrik Hedström y la escritora Erica Falk. Os recomiendo que empecéis por su primer volumen, La princesa de hielo (Acertijo nº16). También os hablé de uno de los últimos volúmenes que, aunque aparecen personajes de la saga, puede leerse independientemente, Tormenta de nieve y aroma de almendras (Acertijo nº28).

También os recomiendo que leáis los relatos cortos de esta escritora, son muy interesantes, siempre hay un asesinato y te llevan de viaje al pasado de los personajes para descubrir tanto al asesino como el motivo que le ha llevado a hacerlo. Ya he compartido con vosotros El café de las viudas (Receta para una historia nº32) y Soñar con Elisabeth (Receta para una historia nº40).

Bueno, vamos con los ingredientes para elaborar un refrescante y escalofriante postre lleno de amor, secretos enterrados y misterio:
1 escritora (Opcional: Erika Falk)
1 detective (Opcional: Patrik Hedström)
1 taza de vacaciones
1 pequeña población costera (Opcional: Fjällbacka)
1 ola de calor
1 asesinato
1 niño
1 joven turista (Opcional: Tanja)
2 mujeres desaparecidas años atrás (Opcional: Siv Lantin y Mona Thernblad)
3 autopsias que demuestran que las víctimas fueron estranguladas y torturadas.

La receta que vamos a preparar es un postre veraniego pero que podemos hacer durante todo el año, cambiando las frambuesas y los arándanos por las fruta de cada temporada. 
Lo primero que vamos a hacer es un asesinato rompiendo a una turista, como se tratara de galleta,  en migas o trozos muy pequeños y reservamos. 
En un bol montamos a dos mujeres desaparecidas años atrás, como si fueran nata y azúcar y reservamos  también. 
Cogemos la población costera en vacaciones como si se tratara de unos vasos y comenzamos a hacer capas. Empezamos con una primera capa con las migas, una segunda capa de nata y a continuación, un poco de mermelada. Después un poco más de migas y otra de nata. Terminamos nuestros vasitos cubriéndolos con unas pocas de frambuesas, unos pocos de arándanos, una escritora, un detective y espolvoreamos tres autopsias que demuestran que las víctimas fueron estranguladas y torturadas. 
Una receta que podemos preparar antes de que lleguen los invitados y lo podemos guardar en la nevera hasta la hora de servir, así estará fresquita para combatir la ola de calor.  

¿Cuál es tu historia? Ya sabes que tienes un mes para macerar la idea, preparar un buen plato e invitarnos a probarlo. 

Bon appétit! ¡Qué tengáis una buena salida y entrada de año! Mis mejores deseos para el 2019. 

También te podría interesar

1 comentarios

  1. En una playa de la pequeña localidad costera de Sabinilla (Málaga), en plena temporada de verano un niño jugando en la playa , descubre el cadáver de una joven turista alemana , cruelmente torturada.
    El detective Mario López que se encontraba en dicha localidad investigando a un gran personaje , se dirige hacía el lugar del crimen y le acompaña su gran amiga escritora Cristina Plazas , que también se encuentra en Sabinilla recopilando datos para su nueva novela relacionada con grandes personaje de la costa marbellí .
    El detective y la escritora llegan al lugar pero debido a la ola de calor que ese verano esta soportando el pueblo y toda la costa , llegan al lugar un poco fatigados y encuentran al malhumorado camisario que se ha hecho cargo del caso y los incluye rápidamente en todos los acontecimientos de la joven victima cruelmente asesinada y torturada .
    Estando en el lugar se presenta la policía comunicándole que han encontrado los esqueletos de dos mujeres desaparecidas hace 20 años .
    Empiezan a investigar y a preguntar a gente del lugar con la ayuda del comisario, ( aunque es una persona muy malhumorada y gruñón ), descubren sorprendentemente y con la autopsia que las tres victimas, tenían alguna relación con el predicador del lugar que pertenecía a la iglesia Anglicana y de procedencia alemana , era propietario de una casa y estaba afincado en Sabinilla hace muchos años.
    Quedan los tres , el comisario, el detective y la escritora en casa de ella , para exponer todos los puntos y las claves del asesinato, los esqueletos encontrados que también habían sido asesinadas cruelmente y detenido el predicador que después de de mucho interrogarlo se hundió lo contó todo . Cristina les invita a unas tartitas con fruta de temporada.
    Mientras hizo las tartitas pensó en el asesinato de la joven turista alemana asesinada , cogió galletas rompiendolas, con la tortura que habría sufrido la victima las hizo migas o trozos pequeños y las reservó .
    En un bol y mientras pensaba en los dos esqueletos aparecidos de la dos mujeres asesinadas años atrás , espolvoreó con azúcar y nata la fruta que eligió , melón y sandía en trozos muy pequeñitos . Cogió unos vasitos que estaban en la casa y fue formando capas . La primera con las migas o trozos de galletas una segunda capa de nata y a continuación un poco de mermelada . Después otra capa de galletas nata y mermelada y cubriendo los vasitos con la fruta que había elegido trocitos de melón y sandía .
    La escritora se los ofrece al comisario y el detective , mientras ello le informan de todo lo descubierto . Las dos mujeres asesinadas hace años eran la 1ª y 2ª mujeres del predicador , (había tenido varias mujeres ), que ellas descubrieron a todo lo que se dedicaba el predicador, se dedicaba al tráfico de emigrantes por Europa y tenía montado una gran mafia , ocultandolo con su misión de predicador, las asesino cruelmente . Lo mismo hozó con la joven victima alemana que lo descubrió y vino desde Alemania , asesinandola cruelmente y torturandola .
    Los tres comentan todo lo ocurrido mientras se toman los vasitos ,( tartitas ) fresquitos para combatir la ola de calor .

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete