Un desayuno de Reyes

viernes, 5 de enero de 2018

Esta noche es cuando los niños esperan impacientes la llegada de los Reyes Magos que vienen cargados de regalos para los que se han portado bien y carbón para los que no.




Recuerdo que de niña mis padres me llevaban a ver la cabalgata. Recuerdo estar de pie en el murete en la Ribera del Río Guadalquivir, ver pasar la cabalgata con los Reyes Magos y sus pajes, los pastorcitos y pastorcitas, la iluminación, la lluvia de caramelos,... y la ilusión... Recuerdo que mi hermano el mayor y yo, al llegar a casa, salíamos corriendo a nuestra habitación que tenía la ventana abierta y nuestra camas llenas de regalos... Creo que todos los niños debería de creer y vivir esa ilusión.

Ya os he contado que mi familia ha venido a verme en estas fechas, y mi cuñado me ha descubierto el origen de los Reyes Magos. ¿Sabíais que originariamente los Reyes Magos simbolizaban las tres razas que se conocían en la antigüedad, tres edades del hombre y los representantes de los tres continentes, Asia, África y Europa?

En un manuscrito del siglo XIV, aparece la descripción que el monje benedictino Beda hace de los Reyes Magos como representantes de Europa, Asia y África: "Melchor, anciano de blancos cabellos y larga barba de mismo color; Gaspar, más joven y rubio; y Baltasar, un señor negro".  




No sólo l@s niñ@s son los que tienen que tener ilusión para ese día, también los adultos podemos contagiarnos y disfrutar de esa magia. Mi propuesta es que le preparéis un buen desayuno de reyes a vuestra pareja y la sorprendáis con algún detalle.




Para preparar este delicioso desayuno he necesitado lo siguiente:





¡Que tengáis un buen día de Reyes y que os traigan muchos regalos!




Bon appétit!!!

También te podría interesar

1 comentarios

  1. ¡Hola! Que fotos más bonitas y que buena pinta tiene. Mi tortel preferido es el relleno de mazapán ^^,

    BB.
    Marta

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete