Mañana lo dejo (Receta para una historia nº30)

martes, 28 de febrero de 2017

Terminamos el mes como siempre, con un acertijo o historia a la que le tenéis que dar un final. Pero antes de nada, quiero agradecer a los que habéis participado en el Acertijo 29: Muerte en la Iglesia de El Carmen, por vuestra participación y creatividad en las respuestas.

Para celebrar el día de Andalucía, que mejor que haciendo un resumen de vuestras respuestas sobre esta historia que se desarrolla en un pueblo de Andalucía:

  • El sacerdote fue asesinado. ¿Quién fue el asesino? Cualquiera de esos feligreses puede serlo. ¿El motivo? El miedo a que el sacerdote desvelase el secreto que días antes ese feligrés le había contado en el confesionario. Era algo demasiado grave para que el sacerdote se quedase en silencio... (de Carolina LL. del blog Mi meta tu salud)
  • El joven era un antiguo seminarista y había tenido al sacerdote de profesor en el seminario. Había sufrido malos tratos por parte del sacerdote. Lo llevaba observando desde hacía tiempo. Ese día tuvo la ocasión de vengarse de él y le mató desapareciendo. (de Encarni M.)



Para esta ocasión he elegido la novela Mañana lo dejo del polifacético Gilles Legardiner, que me leí en el 2013. Una historia llena de humor que nos hace ver la importancia de los pequeños gestos y detalles cotidianos para ser felices. 

He pensado que, a partir de ahora, los acertijos van a ser recetas, siendo más acordes con la temática del blog. El último día de cada mes os facilitare la receta  para elaborar una deliciosa historia llena de misterio que os invito a compartir a lo largo del mes siguiente con nosotros. 

La receta de este mes va a ser para conquistar un corazón:
1 chica muy normal llamada Julie
1 boulangerie
1 pequeño huerto
1 vecino seductor, esquivo y misterioso
1 novio que esconde un misterio 
1 fotógrafo que espía
1 funeral
1 recorte de periódico
2 familias 
1 concurso 
1 plano de una galería con una señal
1 colección de joyas, cuadros y otros objetos familiares
1 vitrina marcada con número 17
1 viejo bolso
1 pizca de misterio
1 pizca de intriga
1 pizca de humor

Introducimos todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien. Agregamos un poco de intriga y otro poco de misterio sin olvidarnos de añadirle un toque de humor y volvemos a mezclar hasta que todo quede bien integrado. Amasamos el tiempo justo que dura una canción, le damos forma y llevamos al horno. Horneamos a 180ºC durante tres semanas. Para terminar decoramos con joyas, cuadros  y otros objetos familiares. Listo para servir en la boulangerie. Bon appétit!!

¿Cual es tu historia para esta receta? Ya sabes que tienes un mes para macerar la idea y preparar un buen plato e invitarnos a probarlo. Al final del mes siguiente recibirás la crítica gastronómica correspondiente.

También te podría interesar

6 comentarios

  1. Julía es una chica muy normal, vive en una preciosa casa en el campo. Le encanta trabajar en su pequeño huerto , en el cual le dedica menos tiempo del que quisiera . Tiene un vecino muy seductor que esta constantemente observandola y ademas es muy misterioso , pero cuando la ve procura esquivarla , pero ella lo encuentra muy seductor. Su novio al que quiere mucho pero ve que el esconde algo , es un misterio de familia. Es hijo de unos condes venidos a menos y que deben mucho dinero, paro el no quiere que se sepa la desgracia de la familia ,ellos no lo aparentan, son un poco misteriosos y no se dan a conocer muy bién.
    Su familia es encantadora sus padres y una hermana un poco loca y desenvuelta , en los recortes de un periódico ve su hermana un concurso y ella muy interesada se apunta a el .
    En el concurso conoce a un fotógrafo que esta constantemente observando a ella y a toda la familia . El concurso consta de adivinar en un plano de una galería con una señal, una colección de joyas , un cuadro y otros objetos familiares . La vitrina en la cual se encuentran loa objetos esta marcada con el número 17.
    Cuando entran de lleno en el concurso Julie y su hermana descubren que todas esas joyas , cuadros etc.etc.que están expuestas pertenecían
    a la familia de su novio el cual la había engañado no diciendo que estaban en la ruina y lo habían vendido todo , el vecino y el fotógrafo son los que lo han descubierto todo .
    La familia del novio y el novio rompen la relación. Ellas cogen su bolso y con el fotógrafo y el vecino se van a merendar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Encarni!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, El guardián invisible (Receta para una historia Nº31).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  2. Julie, es una chica normal de provincias que estudia historia del arte y se muda a París con la intención conseguir un trabajo en un museo o una galería de arte. Vive en un pequeño apartamento de un bloque de viviendas cerca del Cementerio de Père Lachaise.

    Para pagar sus gastos trabaja momentáneamente en la boulangerie del barrio y sale a correr por el barrio para finalmente acabar sentada en un banco de un pequeño huerto trasero que da al muro del Cementerio.

    Julie tiene una debilidad, está locamente enamorada de su vecino del tercero, esquivo y misterioso pero irresistiblemente atractivo, con el que todavía no ha hablado, pero sabe que se llama Dominic, al haberle robado el correo del buzón del 3º C.

    Un día después de correr y acabar sentada en el coqueto banco del huerto junto al cementerio, ve moverse una silueta entre los árboles del extremo del huerto junto a la tapia del cementerio de Père Lachaise. Intrigada por ello se acerca a buscar qué ha originado ese movimiento, no encuentra a nadie, pero descubre un estrecho hueco en el muro. Movida por la curiosidad decide adentrarse por él, pero antes descubre un trozo de papel o folleto en entre medias del hueco.

    - Uhmm, un plano de lo que parecía un Edificio con muchas habitaciones, y a ver… tiene una señal aquí, en una sala interior, que parece oculta? Qué extraño..

    Una vez recogido este documento atravesó la fisura de la tapia y dio a parar al interior del Cementerio. Era una parte alta del mismo y se podía divisar una gran extensión del mismo.
    Tras situarse un poco se dio cuenta que no muy lejos de ella había congregada una multitud alrededor de una tumba. Parecía un funeral con dos grupos de gente a cada lado del al tumba y un hombre joven en medio junto a la tumba. Tenía una expresión seria, triste pero no parecía apenada. Parecía el familiar más cercano, ¿quizás el funeral fuera por su madre, por su mujer?.

    La verdad es que le sonaba la cara.

    Ensimismada en sus pensamientos no reparó que a escasos metros delante de ella y agazapado en una tumba había un hombre que parecía tomar fotos.

    - Mondieux!!, si es Dominic!! Que hace aquí escondido tomando fotos?
    En ese momento resbalo una piedra junto a ella al moverse y Dominic se giró rápidamente. Julie reaccionó rápido y se ocultó detrás de un seto intentando no ser vista.

    - Me habrá visto? Uy!! Qué vergueza!! Me he de ir de aquí.

    Y esperando un momento se escabuyó en silencio por donde había entrado y volvió a casa intentado olvidar el extraño suceso ocurrido.

    Al día siguiente en el boulangerie, Al final de la mañana Julie se econtrarba despachando las últimas unidades de esas baguettes tan deliciciosas y crujientes que se preparaban bien temprano cada día. En ese momento entró la Sª San Marten y comentó.

    - Fíjate Julie, Qué guapos y aunque tengan dinero qué desgraciados son. –Dijo la Sra. S. Marten enseñando una página de su periódico.

    Julie miró la noticia sin mucho interés al principio, pero al ver la imagen rápidamente captó su atención.

    Se trataba de una foro de un joven en un cementerio rodeada de gente. La misma imagen que ella había vista ayer por la tarde.

    - De quién se trata?- ella preguntó-

    - Ay!! Mes petit chérie, No estás al día!!. Se trata de Jean Françoise Montignac, Marido de
    Iréne Rousignol heredera de las importantes Galerías Rousignol de París. Ella acaba de fallecer en extrañas circunstancias. Que bella pareja hacían!!,

    - Claro!!, pensó Julie, de eso le sonaba la cara. Por supuesto las importante Galerías Rousignol, que albergan los más importante artistas del momento!!.

    - Qué raro todo!! Penso Julie, Un funeral, que presencia de forma fortuita, El plano que encontró, que hacía Dominic allí?. Estaba un poco confusa…

    - Será un oportunidad o misteriosa coincidencia?.

    Decidió que era una oportunidad que se le presentaba y que era un buen momento para presentarse en esta galerías, Quién sabe si le saldría una oportunidad de trabajo?...

    Continuará….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Juanlu!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, El guardián invisible (Receta para una historia Nº31).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  3. Mi receta para conquistar un corazón es:

    Julie es una chica muy normal que trabaja en una boulangerie. Tiene un pequeño huerto urbano en la azotea de su edificio, en el que pasa las tardes.

    Todos los días, cuando se dirige a cuidar su huerto, se cruza en las escaleras con un vecino seductor, esquivo y misterioso. A veces, mientras que cuida su huerto, se imagina cuál es su historia.

    Una mañana recibe una llamada de su madre, su tía Lola había muerto.

    Unas semanas más tarde, se pasó por casa de su tía. Ella aún conservaba una copia de las llaves de la casa, de cuando había pasado una temporada viviendo con ella. Su tía siempre le decía que esa era su casa, que ella era como su hija, que era su única hija.

    Dio una vuelta por toda la casa, era como retroceder en el tiempo. Se sentó en la silla del despacho. Recordaba a su tía siempre allí sentada escribiendo, leyendo o hablando por teléfono.

    Abrió un cajón del escritorio y encontró una caja. En ella había un recorte de periódico en el que había una fotografía de su tía con un bolso. En el artículo se hablaba de una joven diseñadora que había sorprendido a los jueces del concurso por su creatividad.

    En la caja había fotos y documentos que miraría en otro momento porque el móvil sonó. Era su novio y quedaron en cenar juntos esa noche.

    Se marchó para su casa, tenía que regar el huerto y recoger algunos ingredientes para llevar a casa de Mat para la cena. Una vez allí, se asomó desde la azotea y vio cómo su novio se dirigía hacia el edificio y se paró a hablar con su vecino. Al terminar, se marchó. Eso la dejó muy intrigada.

    Durante la cena, le preguntó a su novio por lo que había hecho esa tarde y en ningún momento le mencionó que había estado con su vecino delante de su edificio.

    En la mesa auxiliar que había en el comedor vio el portafolios que llevaba esa tarde y cuando su Mat fue a la cocina a preparar el poste, miró en su interior. Un plano de una galería con una señal en la vitrina marcada con el número 17, un folleto de una colección de joyas, cuadros y otros objetos familiares donde aparecía una imagen de una vitrina con un viejo bolso que le resultaba muy familiar y una serie de fotografías, en las que aparecía su misterioso vecino.

    Entonces recordó que en el funeral de su tía había visto a un fotógrafo que espiaba y que su novio no había podido asistir. ¿Qué estaba pasando? De repente todo era un misterio para ella, su tía, su novio, su vecino…

    Cuando su novio entró en la sala y la vio, le tuvo que contar la historia de dos familias, una rica y con poder que se aprovechó de la creatividad de una joven y soñadora diseñadora a la que le robaron todas sus ideas, no sólo el bolso que se había convertido en la insignia de la marca de la empresa familiar. El abogado de la tía de Julie le había contratado para que siguiera al heredero de la poderosa familia que había resultado ser su vecino. Su tía quería reclamar lo que le pertenecía pero un infarto no le permitió tener la ocasión de contarle todo a su sobrina.

    Días más tarde, en la lectura del testamento, Julie comprobó que su tía había conseguido ganar su guerra contra la poderosa empresa familiar y no solo le había dejado como herencia ese viejo bolso, sino mucho más. La pena era que no podía disfrutarlo con ella.

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete