Dorada al horno con limón y tomillo

sábado, 9 de julio de 2016

Con el buen tiempo nos gusta comer en el jardín. Somos los raros del vecindario ya que al mediodía, cuando todos están en el interior de sus casas para no pasar el calor que hace, nosotros salimos a comer. Y es que después de un invierno frío y siendo del sur, buscamos el calor y es un placer para nosotros poder comer al aire libre.




Uno de nuestros platos favoritos para esta época es el pescado al horno, así que hoy vamos a preparar una sabrosa dorada al horno con limón y una cama de tomatitos cherrys. ¿Empezamos?




Ingredientes:
1 dorada grande
1 limón
tomatitos cherrys
aceite de oliva virgen extra
tomillo
sal
pimienta

A la hora de elegir el pescado es importante que nos fijemos en los ojos de la pieza que queremos, cuanto más cristalinos los tenga, más fresco es. 




No he indicado la cantidad de tomatitos cherrys porque dependerá tanto de los que tengamos en casa en ese momento como de lo que veamos que vamos a comer. Se pueden sustituir por trozos de tomate. 

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes. La dorada nos la ha limpiado el pescadero para hacerla al horno, así que solo la tenemos que lavar y secar bien. Los tomatitos cherrys los lavamos y los partimos en dos. Vamos a ir cortando el limón a rodajas hasta la mitad y de la otra, exprimimos el zumo y reservamos.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Engrasamos la base de la fuente para el horno que vamos a utilizar con aceite de oliva virgen extra y rociamos un poco de zumo de limón. 

Salpimentamos el interior y un lado de la dorada y espolvoreamos tomillo. La colocamos en la fuente de horno dejando el lado no sazonado para arriba. La rellenamos con las rodajas de limón que previamente hemos cortado.

Añadimos los tomatitos cherrys a la fuente rodeando al pescado. Aderezamos tanto los tomates como la dorada con un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra y el resto del zumo de limón, sazonándolos a continuación con sal, pimienta y tomillo.

El aroma del tomillo mezclado con la acidez del limón y el sabor del aceite de oliva hacen de este plato tenga un resultado fresco y sabroso que despertará nuestros sentidos con cada bocado. 




Horneamos a media altura durante 20 minutos o hasta que nuestro pescado esté listo.

Presentación:
Lo sacamos directamente a la mesa, siempre sobre un salvamanteles para que el calor de la fuente no dañe la madera de ésta.




Para un buen maridaje, qué mejor que un vino blanco de uva verdejo o chardonnay bien frío. 

Bon appétit!!!

También te podría interesar

4 comentarios

  1. Qué buena Lola, y una cama de patata panadera y cebolla también le quedaría genial, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con una cama de patatas y cebollas estaría buenísima!! Un beso guapa!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete