Risotto con calamares y atún

martes, 8 de diciembre de 2015

Desde que entró el otoño, he ido viendo diferentes post en blogs de lo necesario que es hacer limpieza en la casa y armarios, aprovechando el cambio de temporada o estación, pero también es un buen momento para hacerlo en la cocina. 

Seguro que en nuestra despensa o frigorífico tenemos alimentos que llevan bastante tiempo allí, y ahora es un buen momento para consumirlos y empezar el año con la casa completamente limpia.

En mi caso, ya hice la limpieza de la despensa y el frigorífico, y ahora la he estado haciendo del congelador. Tenía unos aros de calamar de cuando hice una fritura, una rodaja de atún que me sobró de la última vez que hicimos tartar y salsa de cuando mi madre vino a verme e hizo salmón al pil pil. 

En mi familia nos gusta mojar migas de pan en las salsas, así que mi madre hace sus platos con mucha. Colé una parte de esa salsa y la congelé, así que echándole un poco de agua, ya tengo el caldo para hacer mi risotto de este mes. 




Ingredientes:
arroz variedad Carnaroli especial para risotto
salsa de salmón al pil pil
agua
aros de calamar
1 rodaja de atún
4 cebollas chalotas 
1 vasito de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
mantequilla
orégano
queso parmesano

Como casi siempre os indico en mis recetas, la mantequilla que utilizo es sin lactosa. Y el queso parmesano es curado, que tienen menos lactosa también.

Preparación:
Echamos la cebolla muy picada en una cazuela con un poco de aceite, a fuego medio hasta que se dore. El fin de semana pasado utilicé un bote de habitas baby que venían en aceite de oliva y es el aceite que he utilizado para hacer el risotto. De esta manera, el toque de las verduras lo aporta el aceite con su sabor y aroma.

En un cazo echamos la salsa al pil pil añadiendo un poco más de agua y lo ponemos a fuego lento, de manera que esté caliente pero no llegue a hervir. 

Troceamos los aros grandes de calamar, dejando enteros los más pequeños, y los agregamos al sofrito de cebolla. Cuando hayan tomado color, añadimos el atún en trocitos también pequeños. 

Cuando el atún esté un poco hecho, agregamos el arroz y removemos durante unos minutos. A continuación echamos el vino y seguimos removiendo hasta que el arroz absorba todo el jugo que hay en la olla.

Vamos a ir añadiendo poco a poco el caldo, siempre sin dejar de remover. Una de las cosas que diferencia el risotto de otro tipo de arroz es el que siempre se tiene que estar removiendo para que el grano suelte el almidón, que es lo que hace que sea tan cremoso.

Cuando el grano está al dente, apagamos el fuego, añadimos la mantequilla, salpimentamos y agregamos el queso rallado. Removemos y se deja reposar unos minutos. En esta ocasión no he utilizado queso, pero es al gusto de cada uno.

Presentación:
Lo servimos en una cazuelita, espolvoreando un poco de orégano por encima junto con un poco de pimienta negra recién molida y listo.




Espero que os haya gustado esta receta de cocina de aprovechamiento, os puedo asegurar que su sabor es increíble.

Bon appètit!!!

También te podría interesar

2 comentarios

  1. Muy buena receta de aprovechamiento ( y que es verdad que siempre van quedando restos) , combina bien el calamar y el atún con el toque del aceite y lo que te quedo del pil pil . Muy buen plato y barato...

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete