El pasillo

miércoles, 15 de julio de 2015

Le vino el recuerdo del pasillo, ese pasillo vacío, interminable, con esa luz.

Sentada en la silla de ruedas que llevaba el celador, se sentía sola y con miedo.

Solo se oía el chirriar de las ruedas de la silla y los pasos firmes del celador.

Se sentía pequeña y asustada, pero en ningún momento cerró los ojos, tenía que demostrar que era valiente.



También te podría interesar

4 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete