Rollitos de canela o kanelbullar

viernes, 12 de mayo de 2017

La semana pasada Monsieur Accidents celebró su cumpleaños y me pidió que le preparara los rollitos de canela que tanto nos gustan. 

Se trata de unos panecillos dulces que se crearon en 1920. El coste de sus ingredientes hacía que sólo los hogares con recursos pudieran permitirse hacerlos y hornearlos. 

En la actualidad se considera una de las especialidades de las reposterías de Estados Unidos y del norte de Europa. Por ejemplo, en Suecia se conocen con el nombre de Kanelbulle y su origen se lo disputan Suecia y Finlandia. 

De hecho, cuando le dije a mi hermano que iba a publicar esta receta se alegró de que compartiera una receta finlandesa y yo le dije que no, que era sueca. Pero me confirmó que él había estado viviendo en Finlandia y era un dulce de allí, no del país vecino. Sin embargo para mí, siempre será un dulce sueco. 




Los ingredientes que vamos a necesitar son:
Para la masa:
125 g de mantequilla
500 ml de leche
50 g de levadura fresca
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de cardamomo 
150 g de azúcar
1 kg de harina

Para el relleno:
125 g de mantequilla     
125 g de azúcar              
3 y 1/2 cucharadas de canela    

Para hacer los rollitos
harina
1 huevo

La mantequilla y la leche que vamos a utilizar son sin lactosa.

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar la masa, para ello, en una olla derretimos la mantequilla y a continuación le agregamos la leche y dejamos al fuego durante unos minutos, justo para que coja temperatura pero sin que esté muy caliente. No debe llegar a ebullición.

En un bol desmenuzamos la levadura y añadimos la sal. Agregamos un poco de leche con mantequilla caliente y disolvemos la levadura. Incorporamos el resto de la leche con mantequilla y mezclamos bien. 




Añadimos el cardamomo y el azúcar y removemos hasta que el azúcar se disuelva. 

Por último, le echamos la mitad de la harina y removemos hasta que se haya integrado bien. Se agrega el resto y volvemos a remover. Yo suelo terminar amasando con las manos hasta que la harina quede bien integrada. Ahora dejamos reposar durante 40 minutos tapando el bol con un trapo limpio.




Mientras esperamos a que la masa repose vamos a preparar el relleno de los rollitos, para ello, en un cuenco echamos la mantequilla y la aplastamos con un tenedor o cuchara. Cuando la mantequilla esté blanda, le añadimos el azúcar y la canela y removemos bien hasta conseguir una crema homogénea.

Una vez hayan transcurrido los 40 minutos, veremos que la masa ha duplicado su tamaño y ya está lista para usarla. 




Precalentamos el horno a 250ºC con calor arriba y abajo.

Espolvoreamos harina en la superficie de trabajo para que la masa no se pegue y sea más fácil de trabajarla. 




Cortamos la masa en dos. 




Cogemos uno de los trozos y los extendemos con ayuda de un rodillo hasta conseguir una capa fina de masa.




Ahora echamos sobre la masa la mitad del relleno y extendemos con ayuda de una espátula. El relleno va a dar aroma, sabor y color a la masa además de servir de pegamento para los extremos.




Una vez hayamos extendido el relleno, cogemos un extremo y enrollamos hasta el final.




A continuación cortamos en trozos, intentando que sean del mismo tamaño, aunque si son diferentes darán un aspecto de ser más caseros. 




Colocamos un papel de hornear sobre una bandeja de horno. Cogemos un trozo, lo colocamos sobre la bandeja y lo aplastamos un poco con la palma de las manos. Hacemos lo mismo con el resto.




Tenemos que tener en cuenta que los rollitos van a aumentar de tamaño, por lo que no debemos de colocarlos muy juntos. 

Batimos un huevo y con una brocha pintamos los rollitos. Ya están listos para meternos en el horno.




Colocamos la bandeja a una altura media-alta y horneamos durante 9 minutos.

Mientras vamos a preparar la otra mitad de la masa siguiendo los mismos pasos que hemos hecho con la anterior.

Transcurrido el tiempo de horneado sacamos la bandeja del horno y metemos la otra con la que acabamos de terminar. 




Presentación:
Lo vamos a servir en una fuente o pie de tarta. Espolvoreamos un poco de azúcar glasé y listo. 




Así quedó la mesa para la celebración del cumpleaños de Monsieur Accidents. ¿Qué os parece?








Bon appétit!!!

También te podría interesar

24 comentarios

  1. Qué buena pinta estos bollitos, además, todo lo que lleva canela a mi me vuelve loca...
    Aquí estoy después de un día agotador en el hospital...la neumonía de mi madre remite, pero no le dejan irse a casa y ahora empiezan los momentos de desesperación....3 semanas sacan de quicio a cualquiera, ingresar por una rotura de cadera y cogerte una neumonía, cuando tu cadera está ya dada de alta desde hace una semana hace que te sientas fatal.
    BESOS REINA
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual, me encanta la canela 😋
      Espero que os manden pronto a casa. Ánimo guapísima!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Esta receta es muy fácil de preparar y está deliciosa. Un beso guapísimo!!

      Eliminar
  3. ¡¡¡q buena pinta tienen y q buenos ti enen q estar !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Encarni, están buenísimos!! Ni muy dulces ni salados. Ya verás cuando los pruebes. Qué tengas un buen fin de semana!!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Pudiste celebrar bien tu cumpleaños con estos rollitos de canela 😉

      Eliminar
  5. !! jaja !! , lo que dice Moussiur Accidentes

    ResponderEliminar
  6. Mmmm que pinta que tienen, te han quedado espectaculares, a mí me encantan besitos guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaban buenísimos Anabel!! Y al final Monsieur Accidents quedó encantado y pudo celebrar su cumpleaños con los rollitos de canela que él quería. Lo malo fue que los invitados le prestaron más atención a los kanelbullar que a él. Jijijijijijiji!!
      Un beso guapa!!

      Eliminar
  7. Qué pinta tan deliciosa Lola, me vas a tener que prohibir la entrada a tu blog, que estoy a dieta y viendo estas delicatessen con canela (que me encanta) no se puede, no se puede...

    No tenía ni idea si eran suecos o finlandeses pero se ven muy ricos, además que has realizado el paso a paso de una manera súper clara. Vamos, que me estoy planteando el hacerlos en cuanto haya bajado los kilitos que me sobran.

    Un beso hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! Aunque estés a dieta, de vez en cuando es bueno darse un homenaje, no? ;P
      Sí, son suecos para mí y filandeses para mi hermanos "chico", depende de a quién le preguntes, jijijiji!!
      Intento compartir con vosotros las recetas de una manera clara y sencilla, indicando cada paso, para que os sea fácil de hacer. Y si surge alguna duda, aquí estoy para lo que necesitéis.
      Un beso!!

      Eliminar
  8. Hola guapa!! Ya te dije en instagram que me chiflaba la canela y como me dijiste que entonces me iban a encantar aquí estoy. A simple vista pensé que eran como mazapanes, pero menos mal que no lo son, no me gustan nada. Estos rollitos de canela tienen una pinta estupenda, pero de aquellos que engordan sólo con verlos, jeje. Debido a mi corto nivel de cultura culinaria, no tenía ni idea de la procedencia de estos rollitos, y tampoco de su nombre Kanelbullar, que como es difícil seguiré llamando rollitos de canela. Curiosa la rivalidad entre suecos y filandeses, jaja... me recuerda a la de Alicante y Valencia con el arroz y paella, no me hagas caso, son cosas mías. Eso sí, sea de donde sea la receta, elaborada es un ratito, verdad? La veo un poco complicada y laboriosa de hacer, pero por experiencia sé que esas son las que realmente compensa hacer porque están de vicio. Por ahora el dulce está prohibido en casa, salvo excepciones, pero no dudes que antes o después voy a probar a recrear esta receta, ya sea sueca o filandesa, jajaja. Besos guapísima

    ResponderEliminar
  9. Madre mía!! Qué cosa más rica!!! Con lo que a mí me gusta el dulce!!!! Me lanzaba de cabeza sobre ellos. Y encima de canela!!!! 😋😋😋 Pero no soy nada cocinillas y aunque según explicas la receta parece incluso sencilla, tiene bastante complicación 😅 No obstante me la guardo por si algún día me animo 😉

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Lola! Muchísimas felicidades a Monsieur Accidents por su cumpleaños. Nunca he probado los rollitos de canela o Kanelbullar pero si los conocía por un libro de repostería que tengo en casa y que suelo consultar de vez en cuando para hacer alguna receta. Desconocía que su origen se lo disputan Suecia y Finlandia. La receta me parece bastante fácil aunque si observo que requiere de tiempo de preparación. En casa solemos cocinar en familia, el peque se lo pasa genial enredando con la harina y los ingredientes. Lo de amasar es lo que más le gusta. Probaré a realizar los rollitos de canela en casa aunque tunearé un poco la receta. Como en casa no utilizamos azúcar de mesa sustituiré el azúcar por miel de nuestras colmenas. Con respecto a la leche seguramente la cambie por leche de avena. Espero que a pesar de los cambios quede igual de rico que se ve en las fotos. Lo que no nos has contado es si se los comieron todos de una sola vez. Aunque viendo la pinta tan rica que tienen, no me cabe la menor duda de que acabaron con ellos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Que receta más maravillosas!!! dios y como me gustaría probarlo, se ve hasta fácil de hacer eh, aunque yo soy muy negada en la cocina, pero jolín con ese paso a paso, no hay manera de perderse!! la manera en que lo cuentas todo es muy clara, felicidades porque ya no sólo la pinta que tienen al final, sino por contar tan bien el proceso!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buena pinta tienen estos rollitos!! están para comerlos ahora mismo jejeje Me ha encantado esta receta y parece bastante fácil de hacer y con un resultado espectacular, o sea que con una receta relativamente fácil quedas super bien en una fiesta o comida o merienda...vamos que me voy a apuntar la receta para hacerla este fin de semana y sorprender a todos.
    Que delicia de rollitos finlandeses o suecos :-)

    ResponderEliminar
  13. HOla guapísima, mil gracias por compartir la receta derollitos de canela, ¡me encantan! hace dos años probé los americanos y estaban de muerte. Y de los suecos solo he probado los de Ikea, pero cambiaron la receta y ahora llevan aceite de palma, que ya sabes que no consumo, así que me viene genial que hayas compartido. Lo único es que veo un poco laboriosa su prepraración, pero creo que el resultado merece la pena.

    Guardame uno para probarlo la próxima vez que nos veamos! ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Hola Lola!

    Puff que receta nos traes hoy.. estos rollitos de canela o Kanelbullar (vaya palabreja nórdica..) son mi perdición, es que me chiflan vaya. Es que cada vez que voy a Ikea me traigo un paquetito y eso son industriales, asi que ni me imagino lo riquísimos que están los tuyos. La receta es sencilla y parece muy fácil de preparar por lo que no descarto la posibilidad de prepararlo la semana que viene!! así voy practicando que ya mismo llega el cumple de mi amorcito ;)

    Y te voy a decir una cosa, puede ser que tu hermano tenga razón y el origen de estos rollitos sea finlandés, pero desde luego los suecos los han hecho suyos y les han dado una difusión bestial... De hecho, durante nuestro viaje por Islandia vi que se vendían estos rollitos en los supermercados y todos los que vi eran suecos.

    Un besito y si al final los preparo subiré la foto a instagram! ;) Un besazo y gracias por compartir tu receta.

    ResponderEliminar
  15. Muy buenas tardes!!!

    me encantan estos rollitos! no me pueden gustar más!!!!!!! adoro la canela y la verdad es que cuando todavía están templados, no pueden estar más buenos...me está entrando tal antojo que estoy por encender el horno!!!!

    He hecho varias recetas, y aunque todas están deliciosas, sigo buscando LA RECETA, así que probaré la tuya y ya te contaré.

    Las fotos son una auténtica maravilla.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  16. Que delicia Lola ! Para mí quienes sabéis hacer estas delicateces sois unos privilegiados porque los mortales como a mí no nos salen ni los intentos jajajaja, soy más de comerlos que de hacerlos ... en cuanto al origen no sabía de dónde era y es algo que suele pasar con mucha recetas y con muchos otros países , se acreditan recetas y nadie sabe al final donde está su origen real jajaja al final lo q importa es que estan de vicio y lo demás se lo dejamos a los historiadores jajajaja

    ResponderEliminar
  17. Es finlandés!!! Que Ikea lo comercialice en España no quiere decir que sea sueco, así que no te hagas la sueca y cámbialo! :p

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete