Lubina al limón y tomillo sobre una cama de patatas

miércoles, 17 de mayo de 2017

En mi cocina se hace recetas de todo tipo, pero cuando llega el buen tiempo, preparamos más platos de pescado. ¿Os pasa lo mismo?

Hoy vamos a preparar una lubina al limón y tomillo sobre una cama de patatas. ¿Sabíais que la temporada de la lubina es justo cuando comienza la primavera? Pues yo no, y es porque en los mercados, pescaderías,... la podemos encontrar durante todo el año. 




Se trata de un pescado blanco, uno de los más magros, lo que significa que es bajo en grasas y en calorías, por lo que es ideal en dietas para bajar peso.

Este pescado es rico en ácidos grasos omega 3 que nos ayuda a cuidar nuestro corazón y reducir el colesterol y la presión arterial alta. Nos ayuda a mejorar nuestra visión y a protegernos frente al cáncer (de próstata, colon y mama). 

Se trata de un alimento que aporta hierro y fósforo, que nos ayuda a mantener nuestra piel, huesos y dientes sanos, así como a mejorar las funciones biológicas de nuestro cerebro. Es ideal para incluir en la dieta de personas que hacen deporte ya que ayuda a tener una buena resistencia física.

Es un pescado apropiado tanto para niños como para mayores porque apenas tiene espinas y es muy fácil de masticar.   

Vamos con la receta y para ello vamos a necesitar los siguientes ingredientes para dos personas:
1 lubina grande
5 patatas medianas
2 limones
unas ramitas de tomillo fresco
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Preparación:
Como siempre, si tenemos todos los ingrediente y utensilios que vamos a necesitar a mano, es todo mucho más rápido.  

Empezamos lavando y secando bien la lubina. A mí me gusta decirle al pescadero cómo la voy a hacer, para que me la prepare y así no tenga que gastar tiempo en ello, además de que él lo hace mejor y más rápido. 

A continuación, cortamos un de los limones en rodajas y exprimimos el zumo del otro limón. Reservamos.

Lavamos y secamos bien las patatas. Luego las pelamos y las volvemos a lavar y secar. Con ayuda de una mandolina, las vamos a cortar en láminas finas.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Engrasamos con aceite una bandeja de horno. Yo aproveché para estrenar mi nueva bandeja de Le Creuset. Vamos colocando las rodajas de patata hasta cubrir la base de la bandeja. Rociamos con un poco de aceite y salpimentamos al gusto. 

Preparamos una vinagreta con aceite de oliva virgen extra, el zumo de limón, sal y pimienta. Colocamos la lubina sobre la cama de patatas y rociamos con la vinagreta, tanto por fuera como por su interior, en el que además colocamos las rodajas de limón y las ramitas de tomillo. 






Horneamos durante 30 minutos a una altura media-alta.

Presentación:
En esta ocasión, como estrenaba mi bandeja de horno nueva, lo presenté en el centro de la mesa, sobre unos salvamanteles, para evitar dañar la mesa.




Servimos un lomo de lubina en un plato llano grande acompañado por la mitad de las patatas. Y hacemos lo mismo con el otro lomo de lubina. Y a comer.

En cuanto al maridaje, hemos elegido un vino blanco espumoso, Joven Capel. Este vino de colora amarillo pálido, aunque no tiene denominación de origen, puede sorprendernos sus notas florales intensas y sus aromas frutales. 






Bon appétit!!!

También te podría interesar

2 comentarios

  1. MUY interesante todo lo que cuentas de la lubina , no sabia que su tiempo es en primavera.Yo la pongo también mas o menos como tu cuentas en tu post, pero le hecho un poco de vino blanco . El resultado maravilloso ,( como ha quedado la bandeja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sabía que la temporada de la lubina comenzaba en primera 😉
      Una receta fácil y saludable. El vino le tiene que venir genial a este plato, seguro que queda deliciosa.
      Buenas noches!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete