Salsa de remolacha asada

viernes, 23 de diciembre de 2016

Y para dar color a nuestra mesa haremos una salsa de remolacha. Una receta sencilla pero que nos sorprenderá no solo por su color sino también por su sabor.  




La remolacha es una planta de la misma familia de las acelgas pero de distinta variedad. Al principio comenzamos comiéndonos sus hojas y desechando la raíz, fueron los romanos una de las primeras civilizaciones en cultivarlas y utilizar sus raíces como alimento. 

La remolacha es una fuente concentrada de azúcar, de ahí su sabor dulce. Como hecho curioso comentaros que la primera fábrica de azúcar de remolacha se construyó en el siglo XIX en Polonia, cuando  los ingleses restringieron el acceso al azúcar de caña, Napoleón decretó que la remolacha se utilizara como principal fuente de azúcar. 

Como vegetal rojo que es, contiene multitud de nutrientes que ayudan a proteger nuestro organismo contra enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo el de colon. 

La remolacha es rica en ácido fólico y vitamina B6, esenciales para el crecimiento de los tejidos, por lo que es recomendada especialmente si estás embarazada, para que la columna vertebral del bebé se desarrolle de forma apropiada. 

Vamos con nuestra receta que es una interpretación de la que las gemelas Helena y Vikki Moursellas comparten en su libro Taking You Home. 

Los ingredientes que necesitamos para hacer un cuenco de esta deliciosa salsa son:
5 remolachas   
1/4 taza de aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta blanca
orégano seco
2 cucharadas de yogur griego
1 cucharada de perejil    

El yogur griego lo he cambiado por yogur cremoso sin lactosa.

Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC. 

Pelamos las remolachas y las cortamos en trozos pequeños.






Colocamos los trozos de remolacha en una fuente para hornear. Añadimos el aceite, el orégano, la sal y la pimienta y mezclamos bien. 




El blanco de la sal y posteriormente el verde del orégano rompen con el color intenso de la remolacha, mientras que el aceite le da brillo.




Cubrimos con papel de aluminio, con la parte brillante hacia dentro y la parte mate hacia fuera. 

Asamos durante 1 hora. Durante este tiempo iremos notando como el aroma terroso que sale del horno inunda la cocina. Transcurrido este tiempo, sacamos del horno.




Lo pasamos al vaso del procesador de alimentos y batimos hasta que se convierta en una pasta. 








Picamos finamente el perejil y reservamos. Sacamos el yogur de la nevera. Agregamos éste y el perejil a la pasta de remolacha y mezclamos. Este paso lo podemos hacer en un bol aunque yo lo suelo hacer con el procesador de alimentos.

Lo vertemos en unos cuencos.




Presentación:
Antes de colocarlo en la mesa, espolvoreamos un poco de orégano. Si tenemos tomillo fresco podemos usarlo dándole un aroma y sabor fresco a la salsa. 






Listo para colocar en la mesa.  




El mejor acompañamiento para esta deliciosa salsa es unos panes de pita recién hechos y cortados en cuñas.

El color rojo de la salsa de la remolacha no pasará desapercibido y nuestros invitados no dudarán en probarla.

Si queréis ver el menú griego completo que preparé para mi cumpleaños así como el vídeo resumen haza click aquí.

Bon appétit!!!

También te podría interesar

8 comentarios

  1. Creo que esta Salsa sorprende. Al ser remolachas asadas el sabor se multipilica. Yo estaba acostumbrado a la remolacha cocida o ya troceada y esta merece la pena . Por cierto que colores y que bien queda a la cámara el rojo carmín intenso de este tubérculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, la remolacha asada aporta otro sabor y aroma a esta salsa, aunque si podemos usar remolacha ya cocida que nos ahorrará tiempo.
      Los colores de este tubérculo son increíbles, haciendo que este plato resalte en la mesa no solo por su sabor dulce y aroma terroso. Un beso guapísimo y Feliz Año Nuevo!!

      Eliminar
  2. Que rico, que sano!!!! Me encanta!!! Gracias por compartirlo, no sabes lo que estoy aprendiendo contigo, guapa! :) un beso enorme, y feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro!! Ya sabes dónde estoy para lo que necesites!! Un beso guapísima y Feliz Año Nuevo!!

      Eliminar
  3. Nunca la había visto, y es súper llamativa, gracias por compartir guapa, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, ya me contarás cuando la pruebes. Verás como esta salsa destacará en la mesa no solo por su sabor dulce y aroma terroso, también por su color intenso. Un beso guapísima y Feliz Año Nuevo!!

      Eliminar
  4. Buena salsa esta de remolacha !!. No es muy conocida la remolacha en la cocina a sin en salsa como tu la presentas ,yo la conozco mas para las ensaladas ; te ha quedado muy bonita con ese color rojo tan fuerte y tiene que estar muy buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad que no se conocen muchos platos o recetas en las que se utilicen las remolachas, y con los beneficios que tienen, deberíamos incluirla más en nuestras dietas.
      A mí me encanta su sabor dulce, su aroma terroso y su color carmesí.
      Feliz Año Nuevo!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete