Salmorejo de higos

martes, 20 de septiembre de 2016

Hace unos meses la madre de Juanlu nos comentó que en un restaurante de Córdoba había probado un salmorejo de higos muy bueno. 




En ese momento mi mente y paladar se activaron. Salmorejo e higos, juntos, eso lo tengo que probar, pensé. 

Ayer me trajo mi vecina higos de casa de sus padres y pensé en hacerlo. Con tomates de huerta, higos recién cogidos y aceite de Córdoba, creo que muy mal no nos va a salir, pero si no probamos no lo sabremos.






Vamos con mi versión de este plato y para ello empezamos con los ingredientes:
600 g de tomates 
400 g de higos
150 g de pan
100 g de aceite
1 diente de ajo
10 g de sal
1 chorrito de vinagre de módena

Los tomates tienen que estar maduros y los podemos pelar previamente, yo personalmente no los pelo. 

El pan que vamos a utilizar es del día anterior. Si recordáis, para el salmorejo cordobés necesitamos 200 g de pan, pero como los higos triturados son más densos, utilizaremos menos. 

La sal que le añadimos es gorda.

El vinagre va a potenciar su sabor, la cantidad es depende del paladar de cada uno, al gusto.

Preparación:
Lavamos y secamos bien los tomates. Los troceamos, los echamos en el vaso de la batidora y batimos.

En este momento podemos colarlo para quitar las pepitas del tomate y restos de piel. Como ya os he comentado, yo no lo hago.

Troceamos el pan y lo añadimos a la crema de tomate. Dejamos reposar unos minutos para que se ablande y sea más fácil triturarlo. 

Mientras pelamos los higos, los añadimos a la mezcla anterior y volvemos a batir. También puedes añadir los higos con piel. 

A continuación pelamos el ajo, le quitamos el centro para que no se repita y lo agregamos al vaso del robot. Añadimos el aceite y la sal. Batimos. 

Para terminar, le echamos un chorreoncito de vinagre y volvemos a batir. 

Es importante probarlo y añadir lo que veamos necesario.

Vertemos la crema en un bol y lo metemos en el frigorífico durante un par de horas para que esté bien fresco a la hora de servirlo.

Presentación:
Lo podemos servir en un plato hondo, cuenco o cazuelita. Espolvoreamos unas virutas de jamón, rociamos con un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra, colocamos un cuarto de higo y unas hojas de albahaca. 




¿Qué os parece? ¿Lo habéis probado? Está buenísimo os lo aseguro.

Bon appétit!!!

También te podría interesar

12 comentarios

  1. Tiene que está buenísimo tanto en verano como en invierno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo probarás a ver si te gusta ;D Eso, sí, no seas demasiado crítico eh? Jijijijiji!!!

      Eliminar
  2. Tiene que está buenísimo tanto en verano como en invierno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El salmorejo, sea cual sea, es un plato para todo el año. Y en casa lo hacemos así, no? ;P

      Eliminar
  3. Me encantan los higos, combinan con tantas cosas...tiene que estar muy rico!! Además me traen muchos recuerdos de infancia,vareando una higuera... gracias Lola, un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji!! A mí también me trae muchos recuerdos de la infancia ;D Esta receta sorprende, ya me contarás cuando la hagas. Un beso guapa!!

      Eliminar
  4. Has mezclado dos de mis alimentos favoritos, esto lo tengo que probar sí o sí. Qué pinta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a encantar!! Ya me contarás. Un beso guapa!!

      Eliminar
  5. Vaya pintaza lola! adoro el salmorejo y los higos!! ésta me la apunto si o si, un besote guapísima! que alegría que poco a poco estemos todas de vuelta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este salmorejo te va a encantar!! Ya me dirás cuando lo hagas y lo pruebes. Un beso guapa!!

      Eliminar
  6. Pues no lo he probado nunca y eso hay que remediarlo, gracias Lola por la receta, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás cuando lo hagas y los pruebes ;D Un beso guapa!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete