En el jardín del hospital (Acertijo 25)

viernes, 30 de septiembre de 2016

Ya estamos en el último día del mes, día en el que os propongo una nueva historia de una muerte o asesinato para que le deis un final. Pero antes de nada quiero agradecer a los participantes del Acertijo 24: Recetas para amar y matar por su participación y creatividad en vuestras respuestas. 

Este mes no os hago un resumen de las respuestas, creo que han sido tan buenas y creativas que merecen aparecer en su totalidad, así que aquí reúno las respuestas que habéis dado tanto en Facebook, como en G+ y en el blog:

  • Es un jardinero que se enamora de una mujer que desgraciadamente sufre maltrato y juntos deciden preparar una cena al marido donde se queda dormido para siempre. Ella se fuga con el jardinero y juntos consiguen engañar a la policía. (de Gloria P.)

  • Una mujer sufre malos tratos de un hombre bajo y fornido. La esposa se refugia bajo los consejos y ayuda de una mujer fuerte que está enamorada de ella.  Su relación de complicidad llega a tal punto que las dos mujeres planean matar al hombre para así liberarse de esos malos tratos, preparando una cena al marido donde quede dormido para siempre. El jardinero, un amigo fiel, les ayuda a esconder el cadáver. (de Carolina LL.) 

  • Juana, dueña de una mansión llena de antigüedades y piezas de valor incalculable, ubicada en el pequeño pueblo de Karoo, un sitio marcado de secretos. No tiene parientes vivos y está desde hace tiempo enamorada secretamente de Raquel, su ama de llaves y mano derecha. Roque el esposo de Raquel ejerce de mayordomo. Es un hombre bajo y fornido que maltrata a su esposa y al que le gusta cazar patos pequeños con su escopeta de doble cañón. Ella es menuda y mucho menor que él. Elías es el jardinero, un tipo afable aficionado al brandy Klipdrift, amante de Raquel y enamorado de Glen, una neoyorquina muy intensa y con una pizca de codicia.La historia comienza cuando Juana da cobijo a siete adventistas del séptimo día (preparados para el final del mundo). Juana aparece muerta, aparentemente le han roto el cráneo con un atizador, la noche anterior, después de un festín con cordero, 3 patos pequeños con un puñado de guindillas, 3 botellas de brandy y una botella de zumo de granadas.  Dos policías frescos competirán con una periodista de investigación para desentrañar la misteriosa muerte. Una trama apasionante con un puñado de sospechosos y pistas falsas bien mezcladas. (de Ale U.)

  • La esposa le prepara una cena al marido e invita a su amante. Le cocina un cordero con pato relleno con guindillas regado con el zumo de granada. Mientras lo cocina invita al marido a varios vasos de brandy Klipdrift, ya que está un poco cargado se presenta la amante con la escopeta de doble cañón, porque estaba harta de los malos tratos a su amante, pero la esposa ya lo había asesinado con el atizador.  (de Encarni M.) 



Para el acertijo de este mes, aunque es totalmente inventado, me he basado en una historia real, siempre desde el respeto que merece, y vuelvo a decir, es totalmente inventado. 

Esta es la propuesta:
"El sol sale como cualquier otro día, pero no, no era un día cualquiera, hoy María, tras haber pasado una noche de guardia en el hospital, salió por la puerta del edificio y se dirigió a los jardines que lo rodeaban, sacó el paquete de tabaco de su bolso del que extrajo un cigarro y el mechero y se disponía a encenderlo cuando vio el cuerpo de un hombre de unos 60 años en el césped. 
Lo llamó pero no obtuvo respuesta alguna. Se acercó apoyando sus manos sobre los hombros para zarandearlo y se dio cuenta de su rigidez. Al descubrir su torso y el abdomen vio señas de livideces por lo que confirmó sus sospechas de muerte tras ver la palidez de la piel, los labios azulados y la frialdad al contacto.  
Alarmada, entró en el hospital donde se encontró con Martín, enfermero que trabajaba en el servicio de Urgencias y juntos llamaron a la policía comunicando que en los jardines del hospital había una persona con signos evidentes de muerte. 
Los agentes de Homicidios de la Policía Nacional se personaron en el lugar no pudiendo comprobar en un primer examen que el cadáver mostrara signos de violencia, habría que esperar a la autopsia. Según las diligencias policiales, el hombre había sido atendido días antes en el servicio de Urgencias del hospital." 

¿Cuál es tu final? Ya sabes que tienes un mes para pensar y dar un final a esta intrigante historia. 

También te podría interesar

10 comentarios

  1. Mi final es que , creo que el hombre ejercía de camello y había tenido varios encuentros con drogadistos . El no se encontraba bien , estaba enfermo desde hacía tiempo , por eso visito el hospital anteriormente . Del encuentro con las bandas , le dieron una gran paliza, el como pudo llegó al hospital, cayendo en el céspedes sin poder llegar a la puerta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, La chica del tren (Acertijo 26).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  2. ¡Hola cielo!
    Gracias por publicar mi idea loca del otro acertijo jejeje
    A ver, en esta ocasión la imaginación debe ser descomunal, porque al no tener datos detallados puede conducirse a cualquier "locura".
    A ver, que piense...
    El hombre sin duda había sido asesinado por envenenamiento de una sustancia impredecible a priori, pero que después de una exhausta autopsia lograrán descubrir. Sus asesinos, sí en plural, son una mafia a los cuales debía dinero, por lo que podríamos considerar el asesinato un ajuste de cuentas.
    El hecho de que con anterioridad hubiese ido a urgencias son pequeñas casualidades. Un simple catarro de esos que aunque sean leves crees que te van en ello la vida.
    Uhmmm.. No sé sinceramente como abordar el tema, así que si se me ocurre algo más coherente, me vuelvo a pasar por aquí jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Carolina!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, La chica del tren (Acertijo 26).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  3. Un buen día ese hombre desapareció de su hogar, desapareció de la vida de su familia. El, enfermo de alzheimer un día cogió la puerta desorientado, sin saber donde estaba, ni donde iba. Salio buscando algo que le fuera familiar. Durante días vago por las calles, solo. Un día se desmayo y lo llevaron al hospital, allí tras curarlo intentaron localizar a su familia. Esta se persono en cuanto supieron que su marido, padre, hijo había aparecido. Pero él ya no estaba, volvió a desaparecer en busca de sus recuerdos. Al final los encontró, en el parque cerca del hospital. De niño jugaba en el. Se sentó en el césped, como cuando era pequeño y de madrugada se dejo ir, acompañado de los recuerdos recuperados.


    No conocía tu blog. Muy interesante. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Mariló!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, La chica del tren (Acertijo 26).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  4. Hola Lola! Vamos a allá con la historia...

    A las 11:30 horas se hizo levantamiento del cadáver con la indicación de su traslado al anatómico forense para realizar la autopsia esa misma tarde.

    La encargada de ese trabajo era la Doctora Nuñez. A ella le resultaba muy extraño que nadie se hubiese dado cuenta de la presencia de este señor tirado en el parque, ya que era un lugar de paso muy transitado.

    Al inspeccionar el cadáver se dio cuenta que el finado tenía dos extrañas marcas en la pierna derecha, a la altura de la femoral y que no presentaba los rasgos normales propios de la muerte.

    De hecho, al encender la luz de los focos que se utilizan en la sala de autopsia, todo el bello del cuerpo se quemó, literalmente, como si alguien hubiese pasado una cerilla. La doctora anotó todo aquello en su libreta de informes, interpretando que podía ser algún tipo de reacción alérgica en la piel del cadáver o que tuviese impreganada en alguna sustancia reactiva a la luz.

    Dejó la carpeta sobre la pulcra encimera metálica y en ese momento, notó una corriente de aire y un chasquido intenso.

    Notó como el miedo le recorría la espalda y entonces se giró.

    Aquel cuerpo que llegó muerto estaba sentado encima de la mesa mirándola con unos intensos ojos desencajados, frenéticos, como si necesitarán algo de lo que alimentarse.

    Y aquello fue lo último que la Doctora vio.

    Mi historia es un poco más fantástica. Me encantan las historias de miedo, no lo puedo evitar! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Pilar!! En primer lugar, agradecerte que participaras y por tu respuesta.
      Te invito a que dejes alguna en el nuevo acertijo, La chica del tren (Acertijo 26).
      ¡Gracias por pensar diferente!

      Eliminar
  5. el final de ale U. me parece de lo ás elaborado, en cuanto a un final para esta historia me lo tengo que pensar .. como hay un mes para idearlas ya volveré por aquí con una idea.., tiene mil opciones eso de encontrarse un cadáver en el jardín del hospital..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentarios. Espero tu final para esta historia, seguro que nos gustará. Un beso guapa!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete