El ramo de muguet

jueves, 26 de mayo de 2016

Al entrar en la estancia le invadió un aroma que la transportó a aquella zona de la Bretaña francesa donde hace bastante tiempo pasó unos años inolvidables. 

Ese olor era Mayo, era Francia, era...

Algo en su mente quería salir, algo que había permanecido allí encerrado, olvidado, algo a lo que en estos momentos no podía enfrentarse. Pero ya era tarde, ese recuerdo se había despertado y no se iba a marchar.   


«¿Cómo había llegado este ramo aquí?, se preguntó. Al acercarse vio que había una tarjeta. La cogió y sin poder dejar de temblar la leyó. 

«Para que nunca te olvides de mí, así como yo no puedo olvidarme de ti.»

Se tuvo que sentar en una silla, se estaba mareando, estaba perdiendo la conciencia, aunque su mente no paraba de dar vuelta sobre lo mismo.

Estaba vivo... había estado allí... había entrado en su casa... 

También te podría interesar

12 comentarios

  1. Bonito relato que me hizo recordar vuestra visita con olor a muguet en mi casa también... Espero que pronto se repita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji!! Sí!! Me apetece un montón!! Mil gracias guapísima!!

      Eliminar
  2. Muy bonita y romantica historia!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita y romantica historia!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Bonita historia! Creo que los microrrelatos tienen mucha fuerza a pesar de su corta extensión. ¡Felicidades Lola!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa!! De vez en cuando me gusta escribir uno. Un beso!!

      Eliminar
  5. Veo que tienes tan buena mano para la cocina como para la pluma, gracias es un relato muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario!! Un beso!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete