Conejo al cacao. De camino a la felicidad

sábado, 21 de mayo de 2016



HECHIZO: 
El chocolate que se fabrica con cacao, se considera el alimento de la felicidad.
Además de ser un regalo para los sentidos, proporciona una agradable sensación, ya que el cuerpo produce endorfinas, una fuente de euforia y de bienestar. 
Por eso el chocolate tiene una incuestionable reputación de alimento afrodisíaco. 
¿Tan difícil es encontrar la felicidad?

Esta receta está sacada del libro de cocina Mis secretos de bruja de Brigitte Bulard-Cordeau. 
Alimentar la conversación
El cacao se obtiene triturando 
las semillas del árbol del cacao, 
que crece en sudamérica. Los
frutos se llaman mazorcas y se
parecen a una pelota de rugby.
Antaño los aztecas preparaban 
un brebaje amargo con cacao,
agua y especias.




En cada receta podemos encontrar ilustraciones, hechizos, consejos, curiosidades y notas importantes. 
CURIOSIDAD
El conejo evoca la fecundidad,
y el chocolate está relacionado
con la felicidad: una receta de 
seducción infalible 

Ingredientes para seis personas:
1 conejo 
140 g de cacao amargo en polvo
3 zanahorias
1 apio
2 cebollas
1 litro de vino blanco
120 g de mantequilla
60 g de harina
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 clavos
1 ramillete de hierbas 
sal 
pimienta
50 g de grosellas
50  g de arándanos

La mantequilla es sin lactosa, como siempre.

El ramillete de hierbas lo podemos hacer con perejil, tomillo y laurel. 

Preparación:
¡Importante!
Empieza a preparar este
plato el día de antes para que
el conejo se impregne del
perfume de la marinada.

Pelamos y lavamos el apio y las zanahorias y cortamos en dados. Pelamos las cebollas y pinchamos en ellas los clavos. Rebozamos los trozos de conejo con 100 gramos de cacao. 

Metemos en una cazuela los trozos de conejo, los dados de verdura, las cebollas y el ramillete de hierbas. Rociamos con el vino blanco y el aceite. Tapamos la cazuela y reservamos en el frigorífico mínimo 12 horas.

Transcurrido el tiempo, sacamos la cazuela de frigorífico. Retiramos los trozos de conejo y los reservamos. 

Colocamos la cazuela con la marinada a fuego medio durante 30 minutos.

Mientras esperamos a que la marinada se reduzca, precalentamos el horno a 200ºC.

Rehogamos el conejo en 60 gramos de mantequilla en una cazuela apta para horno y lo salpimentamos. 

Añadimos la marinada, cubrimos y horneamos durante 1 hora.

Unos 5 minutos antes de que acabe de cocerse espesamos la mantequilla con la ayuda de un tenedor, añadimos la harina, el resto del cacao y mezclamos. 

Transcurrido el tiempo, sacamos la cazuela del horno y retiramos los trozos de conejo que reservamos en una fuente. Para mantenerlo caliente lo dejamos dentro del horno ya apagado.

Añadimos la mantequilla con el cacao a la cazuela y mezclamos bien mientras se calienta al fuego lento. Batimos la marinada hasta obtener una salsa suave.

Presentación:
Secretos de bruja
Frutos rojos: las grosellas
congeladas son perfectas para 
decorar el plato.

Servimos el conejo con la salsa por encima y decoramos con grosellas y arándanos.

Es un placer para todos los sentidos disfrutar de la mezcla de la suntuosa salsa de cacao con la acidez y frescor de los frutos rojos. Un lujo para el paladar.

El aroma que desprende el plato inunda la cocina y toda la casa haciéndolo irresistible.





¿Qué os parece? Lo que sobró, Juanlu se lo llevó para comerlo al día siguiente en su empresa y causó sensación.

Bon appétit!!!

También te podría interesar

12 comentarios

  1. Que me va a parecer, pues espectacular como siempre Lola, muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji!! Te lo aseguro, está buenísimo!! Y no nos olvidemos del olor que desprende!! Un beso guapísima!!

      Eliminar
  2. !! Que buena receta has puesto y ademas muy poco conocida , con unos ingredientes de lo más originales!!. Que bien lo cuentas lo del cacao y el conejo su relación con la brujería , lo de los frutos rojos congelados , queda muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La verdad es que esta receta nos sorprendió tanto por su olor como por su sabor!!

      Eliminar
  3. En casa siempre hemos tenido un conejito de mascota...asi que cambiándolo por otra pieza...riquísimo tiene que estar . ..un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro, se puede cambiar por otro tipo de carne!! Ya me contarás con qué cuando lo hagas!! Un beso guapísima!!

      Eliminar
  4. me encanta el conejo y el chocolate, pero ¿juntos! No me pega, aún así me lo apunto por si algún día surge.
    Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que sí pegan!! Si la haces ya lo comprobarás. Es una receta que sorprende tanto por su aroma como por su sabor. Un beso guapa!!

      Eliminar
  5. Delicioso. La mezcla de la salsa de cacao con las grosella está espectacular!!

    ResponderEliminar
  6. Tus recetas suenan deliciosas y tus fotos me dan hambre!!! Mil gracias por compartir esos manjares 😍

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete