Capítulo 25: La madre de Léa

jueves, 15 de octubre de 2015

Después de un rato en silencio, mirando el café, lo dejó sobre la bandeja y cogió una pequeña caja de madera. Ella ya la había visto antes, aquella madrugada que entró en el despacho y lo vio dormido en el suelo rodeado de cosas, entre ellas, esa caja. 

 —  Se habrá preguntado usted en algún momento... 
—  Preferiría que me tuteara, por favor.
 Está bien, le tutearé. Bueno, pues te habrás preguntado, en algún momento, por la madre de Léa, ¿verdad? El que no haya fotografías de ella en la casa, que no se hable de ella en ningún momento, que no haya rastro de su existencia... Lo mismo has pensado que Léa es adoptada, que es la explicación más sensata, pero no... Léa es mi hija y tiene una madre, mi esposa, Chloé. 

Él la miró esperando un gesto, no sabía si de afirmación o de qué. Era la primera vez que hablaba de ella con alguien que no sabía nada de lo ocurrido y se sentía raro, pero ella estaba ahí, mirándolo sin ninguna expresión de las que había encontrado en los demás, animándole a continuar, y así lo hizo. 

 —  Van a ser seis meses los que Chloé lleva desaparecida y la investigación se va a cerrar. En realidad, hace cinco meses que debería de haberse cerrado, pero como mi familia es influyente en el pueblo y mi mejor amigo es el que lleva la investigación, ha podido alargarlo hasta ahora. El problema es que ya no puede hacer nada más.

Bajó la cabeza, abrió la caja que tenía en las manos y se quedó mirándola.  



También te podría interesar

2 comentarios

  1. De nuevo , Lola me dejas intrigada con el relato. ¿ Que pasará ? ¿ se lo contará ?, asta la próxima......
    Esperar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijijij! Sí, hay que esperar al próximo capítulo!!! Me alegro de que te esté gustando.

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete