Capítulo 24: Prepararle el desayuno

jueves, 17 de septiembre de 2015

Llegó a la cocina y puso una bandeja en la encimera. Cogió un plato donde colocó dos croissants y preparó dos cafés. En una pequeña jarra echó leche caliente (a él le gustaba el café con leche). Puso dos cucharitas, unas servilletas y un azucarero para terminar.

Con la bandeja ya lista se dirigió al despacho, sabía que era el momento y la única manera que tenía de acercarse a él para poder ayudarle, pero tenía miedo. Quizás piense que soy entrometida y me despida, pensó. 

Pero ella era así, de esas personas que le gusta actuar porque de no hacerlo estaría dándole vueltas al asunto y se sentiría mal por no intentarlo. 

Entró al despacho con la bandeja y sin mirarle, la apoyó en unas maletas que había junto a él y se sentó al otro lado en una silla. 
 — Lo quiere con leche, ¿verdad?
 — Ehhhh! Sí, con leche, gracias.
 — ¿Así está bien?
 — Sí...
Le dio el café, luego la cucharilla y con el azucarero en la mano, le preguntó:
 — ¿Cuántas cucharadas de azúcar le echo? 
 — Dos, gracias.
 — Bueno,... me gustaría saber qué problema tiene,... si no le puedo ayudar a solucionarlo, al menos le ayudará a desahogarse.  — Y le sonrió esperando una respuesta.



También te podría interesar

4 comentarios

  1. Muy, bien le preparó el desayuno pero el no le contesto. De nuevo nos dejas intriga.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, dejaros con un poco de intriga para el siguiente capítulo!!!

      Eliminar
  2. Muy, bien le preparó el desayuno pero el no le contesto. De nuevo nos dejas intriga.....

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete