Pimientos asados con guindillas y tomates

martes, 11 de agosto de 2015

La semana pasada os conté que había descubierto el consomé de tomate en uno de los libros de cocina de Jamie Oliver. 

Al hacer esa receta quedaron un sobrante que he utilizado para hacer pimientos rellenos, una variante de la receta que podéis encontrar en el libro En casa con Jamie, al igual que la receta del consomé.


Ingredientes para cuatro personas:
4 pimientos
1 diente de ajo
24 tomates cherry en rama
3 guindilla rojas frescas
2 cucharadas de alcaparras
1 puñado de aceitunas negras sin hueso
1 ramo de albahaca fresca
2 cucharadas de vinagre de vino tinto
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
8 lonchas de panceta o bacon ahumado
4 bolas de mozzarella
2 puñados de rúcula


Preparación:
Precalentamos el horno a 200ºC.

Lavamos los pimientos, los secamos, los cortamos en dos a lo largo y le quitamos las semillas intentando dejar el tallo. Los colocamos en una bandeja de horno con el lado cortado hacia arriba.

Si los pimientos son de diferentes colores, por ejemplo rojos y amarillos, el plato terminado quedará más sorprendente.

Mezclamos en un cuenco el ajo pelado y cortado en lonchas finas, los tomates cherry cortados por la mitad, dos guindillas cortadas en lonchas, las alcaparras, las aceitunas y la albahaca. Salpimentamos. Añadimos el vinagre y cuatro cucharadas de aceite, mezclamos todo bien. 

Esta mezcla la podemos cambiar por la que tenemos reservada de nuestra receta de consomé. Como esta mezcla no tiene guindilla, es lo único que le he añadido, una guindilla sin pepitas bien picada.  Nuestra mezcla no tiene alcaparras ni aceitunas, que se las podemos añadir al igual que he hecho con la guindilla.

Rellenamos los pimientos con la mezcla, apretando bien, con una cucharita o con las manos, para ajustarlo en el interior. Si utilizamos la mezcla que ya teníamos de la receta anterior, tenemos para el relleno de 8 pimientos.

Si lo dejamos así y lo ponemos en el horno, nos quedaría un delicioso plato vegetariano, y para los no vegetarianos, cubrimos los pimientos con las lonchas de bacon. 

Cubrimos la bandeja de horno con papel de aluminio, con la cara brillante hacia el interior y lo colocamos en el horno durante 20 minutos. De esta manera los pimientos se hacen al vapor poniéndose deliciosamente suaves. 

Transcurrido este tiempo, quitamos el papel de aluminio y los volvemos a hornear otros 20 o 30 minutos, hasta que estén en su punto.


Presentación:
A la hora de servirlos tenemos varias opciones. Como tosta, en una rebanada de pan tostada, colocamos el pimiento asado. Para que quede más jugoso pinchamos el pimiento y que los jugos empapen la miga del pan. Lo acompañamos de rúcula y un trozo de mozzarella. Terminamos con un poco de guindilla picada espolvoreada y un chorreón de aceite de oliva virgen extra.  

O podemos servirlos en un plato, donde ponemos un pimiento o dos, depende del comensal, colocamos media bola de mozzarella y un puñado de rúcula y lo terminamos con un poco de guindilla espolvoreada sobre la mozzarella y un chorreón de aceite de oliva virgen extra sobre todo, es decir, sobre el pimiento, la rúcula y la mozzarella. El resultado es para repetir, os lo aseguro. De hecho nos comimos dos pimientos cada uno.


Y si os sobra algo, no lo tiréis, se guarda para hacer otro plato, que ya os contaré en otro post.

Es un buen menú vegetariano si de primero ponemos el consomé de tomate y de segundo estos pimientos rellenos.  

Espero vuestros comentarios si lo hacéis. 

Bon appétit!!!

También te podría interesar

2 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete