Consomé de tomate

martes, 4 de agosto de 2015

Siendo de Córdoba como soy, el tomate es un indispensable en mi cocina, con él se pueden hacer infinidad de platos como salmorejo o porra, gazpacho, ensaladas, etc.



El otro día descubrí el consomé de tomate en uno de los libros de cocina de Jamie Oliver, En casa con Jamie y pensé que era ideal para estos días tan calurosos que estamos pasando. 

Esta receta contiene los mismos sabores que un Bloody Mary, refrescante, con un sabor que nos sorprenderá y que podemos servirla como entrante en verano.



Ingredientes para cuatro personas:
1 ramo grande de albahaca fresca
1,5 kg de tomates
1 nabo
1 diente de ajo 
vinagre de vino tinto 
vodka 
sal marina
pimienta
1 rodaja de remolacha 



Preparación:
Lo primero que hacemos es retirar las hojas más pequeñas de la albahaca y las reservamos para que al final nos sirvan en la decoración el consomé.

A continuación ponemos en el robot los tomates cortados en trozos grandes, la albahaca con sus tallos, el nabo, el ajo, un chupito de vinagre, un chupito de vodka, sal y pimienta y lo ponemos en marcha.

No tenía vinagre de vino tinto y le he echado vinagre de manzana. Luego tenía un bulbo de hinojo y se lo he echado también.

Lo probamos y le echamos lo que creamos que le falta, cogemos el molinillo de sal y pimienta y le echamos un poco más, y luego medio chupito de vodka y otro medio de vinagre, hasta que se quede con buen sabor.

Una vez que el puré está a nuestro gusto, pasamos a colarlo. Lo ideal es utilizar una muselina, pero en mi caso he utilizado un colador, ya sé que no es lo mismo, pero... Si utilizamos la muselina o gasa vamos a necesitar 5 o 7 horas para que todo el jugo pase, y no sé vosotros, pero yo siempre voy con prisas.

Colocamos una fuente u otro recipiente donde vamos a servir el consomé, ponemos el colador y vamos echando el puré. El consomé será más claro cuanto más lo dejemos escurrir de forma natural. Para darle color tenemos la rodaja de remolacha que ponemos en el fondo del recipiente.

Lo que queda en el colador, no lo tiramos, lo guardamos en el frigorífico o lo utilizamos para otro plato. Ya os contaré en otro post en qué lo he utilizado.

Es una sopa fría y a la hora de servirla preparamos unos cuencos con unos cubitos de hielo, vertemos la sopa en ellos y terminamos decorando con las hojas de albahaca que hemos reservado al principio junto con un chorreón de aceite de oliva virgen extra.

El resultado nos sorprendió, nos sorprendió mucho. 



Es un plato que podéis hacer para una comida o cena de verano y sorprender a vuestros invitados. Ya me contaréis cuando lo hagáis. 

Bon appétit!!!

También te podría interesar

2 comentarios

  1. Ahora te he podido contestar desde el ordenador; me ha parecido una receta muy buena y fresquita no creía que llevara tantos ingredientes y ademas vodka.Creo que tiene que quedar muy bien y original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta receta sorprende, tanto por los ingredientes que lleva como por el sabor, y es ideal para estos días tan calurosos que estamos pasando. Ya verás cuando la pruebes.

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete