Capítulo 16: Conociendo la casa

miércoles, 20 de mayo de 2015

Llegaron en silencio a la casa. La niña no estaba. No había nadie.

 Le enseñaré la casa.   

Ella asintió, se había acostumbrado al silencio. 

 Empezaremos por abajo, por el salón, que ya conoce. Esta es la cocina, puede coger lo que necesite en cualquier momento.

La cocina le pareció sacada de una revista de decoración, espaciosa, estaba todo en su sitio y muy limpia, como nueva. Ella siempre había soñado con una cocina como esa.

 El aseo... El despacho.

Subieron la escalera a la planta de arriba. 

— Una habitación de invitados... Mi habitación... Otra habitación de invitados... La biblioteca... La sala de juegos donde pasa las tardes Lea... La habitación de Lea... Y la de usted. Como puede ver, están una frente a la otra.

Bajaron la escalera sin que él le enseñara la última planta, ni siquiera la nombrara. 

 Bueno, ya conoce la casa y su habitación. ¿Cuándo se trasladará aquí? 
 ¿Cuándo necesita que empiece?
 Cuanto que usted pueda.
 Pues vengo mañana. ¿A qué hora le viene bien que venga?
 Yo estoy levantado desde las 7 h. 
 ¿Le parece bien que venga después de desayunar?
 Me parece bien. 
 Pues mañana nos vemos.

Salió de la casa pensando en la última planta. Le pareció extraño que le enseñara toda la casa menos esa parte. Y otra cosa que le pareció curiosa era que en toda la casa no había fotos de la madre de Lea. 



También te podría interesar

2 comentarios

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete