Galletas de almendra de mi tía Lali

lunes, 9 de octubre de 2017

El viernes pasado compartí con vosotros uno de mis desayunos en el que había galletas y me dí cuenta que este año aún no habíamos hecho galletas juntos, así que hoy es el día. Vamos a preparar unas galletas siguiendo la sencilla receta de las deliciosas galletas de almendra de mi tía Lali. 




Pero antes os quiero hablar un poco sobre ella. Una sevillana de "El Arahal", alta, delgada, de pelo rizado y ojos marrones, con carácter serio y un poco arisca. Recuerdo que cuando iba a darle un beso se mosqueaba conmigo y cuando no lo hacía se enfadaba por no dárselo, así que nunca sabía qué hacer. 

Gracias a ella, que se quedaba con mi hermano "el mayor", mi madre podía llevarme a las frecuentes citas en Consultas Externas de Hematología en Reina Sofía. Mirando los álbumes de fotos de mi infancia, sólo he encontrado esta foto de ella, en la que un día nuestros padres nos llevaron al zoológico a mi primo Antonio y a mí. Y es raro porque pasábamos mucho tiempo con mis tíos y mis primos, en nuestra casa o en la suya. Desde la azotea del edificio donde viven veíamos los partidos del Córdoba Club de Fútbol, siempre que jugaban en casa.  




Bueno, vamos con la receta y para ello vamos a necesitar los siguientes ingredientes:
200 g de harina
115 g de mantequilla
70 g de azúcar
50 g de almendras
1 huevo
1 cucharada de levadura
azúcar glasé (Opcional)

La mantequilla que vamos a utilizar va a ser sin lactosa, como siempre. 
Y en cuanto a las almendras, es mejor utilizar almendras ya picadas para ahorrarnos tiempo.

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes, como siempre.

A continuación, con la ayuda de un robot de cocina o procesador de alimentos, batimos la mantequilla, el azúcar y el huevo hasta conseguir una crema.

Añadimos la harina a la crema anterior y volvemos a amasar con el procesador de alimentos hasta que se mezcle todo bien.

Por último, agregamos la almendra picada y mezclamos nuevamente.

Espolvoreamos una poca de harina sobre la superficie de trabajo y amasamos un poco. Para que todas las galletas nos salgan iguales y del mismo grosor vamos a utilizar unas varillas o palillos chinos a la hora de estirar la masa. 




Podemos colocar una hoja de papel de hornear y ponemos la masa sobre ella, colocamos los palillos chinos en los laterales y con ayuda de un rodillo estiramos la masa.  De esta manera nos ahorramos el tener que pasarlas luego a una hoja de papel de hornear que previamente hemos tenido que colocar en la bandeja de horno. 




A continuación, cortamos con el molde que hemos elegido. Para esta ocasión vamos a elegir un molde redondo con el mismo tamaño que el sello que vamos a utilizar para que las galletas salgan más bonitas. Primero cortamos y antes de quitar el cortador sellamos la pieza con el sello, de esta manera las galletas no se deformarán al sellarlas.




Una vez tengamos todas las galletas cortadas y selladas sólo tenemos que retirar la masa que sobra entre ellas y colocamos la hoja de hornear junto con las galletas en una bandeja de horno. 




La masa que ha sobrado la podemos amasar de nuevo, cortar, sellar y con ayuda de una paleta colocar sobre la hoja de hornear junto a las otras. 




Previamente hemos precalentado el horno a 180ºC. Y una vez terminadas las galletas, las metemos en el horno y horneamos durante 15 minutos o hasta que queden doraditas. 

Presentación:
Una vez hemos dejado que se enfríen ya están listas para servir y disfrutar de ellas en el desayuno o merienda. 




Mi tía suele espolvorear un poco de azúcar glas sobre ellas antes de servir. 

Bon appétit!!!

También te podría interesar

9 comentarios

  1. ¡Qué buena pinta, Lola! Esta receta la tengo que probar. Además está muy bien explicada, y me encantan los dos trucos, para que la masa sea homogénea y salgan iguales, y para que no se deformen las galletas al poner el sello. ¡Muchas gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  2. Hola wapísima! Wauuu qué buena pinta tienen estas galletas de la tía Lali! Creía con la primera foto que los palitos eran para hacer las letras de las galletas, pero me ha encantado el truco que nos enseñado para que todas las galletas tengan el mismo grosor, que a parte de quedar mejor estéticamente seguro que viene bien a la hora de hornear. Me parece una receta muy fácil, que incluso se puede hacer justo antes de desayunar por la mañana un domingo. Me la apunto! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Mmmm que Buena pinta �� me apunto la receta. Me gusta mucho la forma redondita y cómo las has terminado. Ahora con el tiempo Otoñal �� apetece más hacerlas en casa

    El rincón de Pau Blog ��

    ResponderEliminar
  4. Ayayayayay, creo que ya tengo plan para el sábado por la tarde (bueno, primero tendré que ir a comprar un sello como el tuyo, que me tiene enamorada).
    Me parece una receta sencillísima y súper rica. Ahora sólo queda que me salgan iguales, porque te cuento un secreto: puedo hacer brownies, bizcochos y mugcakes...pero se me dan fatal las galletas! No sé por qué :o
    Ya te contaré qué tal. Mil gracias a tu tía por enseñarte esta receta.
    XoXo

    ResponderEliminar
  5. Por favor Lola... que buenas estas galletas de almendras de tu tia Lali! A mí me vuelven locas porque tienen un saborcito que me trasladan a la infancia.
    La receta ya la tengo guardada en favoritos porque sé que voy a caer, aunque ahora mismo esté en plan comer sano, estas galletas están riquisimas y una vez al año... no hace daño!
    Por cierto hay dos cosas que dices que han sido muy útiles para mí, porque aunque realmente son cosas lógicas, seguramente se me habría pasado. La primera es poner el papel vegetal debajo de la masa antes de nada y no quitar el molde hasta ponerle el sello a las galletas!!! mira que son cosas sencillas, pues siempre se me pasan!! y luego las galletas se me quedan todo abiertas jaja
    Un beso guapa y gracias por compartir esta receta tan especial ;)

    ResponderEliminar
  6. Que buenas galletas y con almendra , !! que ricas !!, y ademas muy fáciles de hacer . Las pienso hacer , cuando llegue el frío para merendar

    ResponderEliminar
  7. Aight que receta mas chula para hacer este otoño con los panallets. A veces me ha sobrado almendra y no he sabido que hacer! Esta receta se ve sencilla y tiene una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  8. Una receta fácil y rápida para hacer galletas de almendras, que tienen una pinta deliciosa. Me gusta mucho la idea de hacerlas con almendras y utilizar el sello de Home Made que queda super bonito. Vamos unas galletas buenísimas para comer en el desayuno o en la merienda y que seguro que de tan ricas duran poquísimo en casa.
    Tu tía seguro que está orgullosa de ti :-)

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa. Tengo que decirte que no sé si adorarte u odiarte con esta entrada, jaja... Por un lado mi hijo pequeño lleva tiempo pidiéndome hacer galletas pero no he encontrado una receta que me convenciera, hasta ahora, y por otro es que me chiflan las galletas pero estoy a dieta para adelgazar desde hace algunas semanas y así no señor puede, jeje. Me gustan las recetas con una historia detrás. Está guay que tengas recuerdos de tu tía Lali, aunque el mayor recuerdo fuera porque te llevaban al hospital. Ten por seguro que probare la receta. Besos

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Subscribe

Subscríbete