Gachas de avena con manzana y almendras tostadas

viernes, 28 de julio de 2017

Hoy os traigo una receta muy hyggelig, mi versión de las Gachas con salsa de caramelo, manzana y almendras tostadas que viene en el libro Hygge. La receta de la felicidad del que ya os he hablado y recomendado en más de una ocasión.




En mi familia siempre se han hecho gachas, mi abuela las preparaba en semana santa cuando íbamos a visitarla al pueblo. Mi madre las hace muy ricas con con su toque a anís y canela, con unos trocitos de pan frito por encima que a mí tanto me gusta. Estas gachas son para servir como postre, pero las que vamos a preparar hoy van a ser para desayunar y su sabor es totalmente diferente. 

Para mi versión de estas gachas hyggelig danesas, para dos o cuatro personas, necesitamos los siguientes ingredientes:
Para las gachas:
1 y 1/2 tazas de copos de avena
1 y 1/2 tazas de agua
1 y 1/2 tazas de leche
1 pizca de sal

Para endulzar
2 cucharadas de miel

Para los toppings:
40 g de almendra
1 manzana

La leche que he utilizado ha sido leche de arroz, de aporta un sabor muy especial a las gachas.

En la receta original, Lasse Skjønning Andersen las endulza con salsa de caramelo hecha con leche condensada y agua, pero no sería apta para los que tenemos problemas con la lactosa, por lo que vamos a utilizar miel de la Alcarria. También podemos sustituirla por sirope de arce de manera que este plato sea también apto para diabéticos. 

Para los que tengáis problemas con los frutos secos, podéis sustituir las almendras por otra fruta de temporada como por ejemplo arándanos. 

Preparación:
Vamos a empezar haciendo las gachas y para ello, en un cazo echamos todos los ingredientes y lo ponemos a fuego para llevarlos a ebullición. A continuación bajamos el fuego y cocemos hasta que se reduzca, removiendo de vez en cuando. Después de unos 7 minutos o cuando adquiera la consistencia deseada, es el momento de probarla y ver si está bien de sal o necesita un poco más.  

Mientras que se hacen las gachas preparamos los toppings. Troceamos unas almendras y las ponemos en una sartén para tostarlas, de esta manera potenciamos su sabor y aroma.

Lavamos y secamos bien una manzana, la troceamos y reservamos. 

Presentación:
Servimos las gachas en cuencos o platos hondos, rociamos con la miel y colocamos los trozos de almendra y manzana.




¿Qué os parece este plato para desayunar? Más rico y saludable no puede ser. Sin lactosa, sin gluten y sin azúcar (si hemos utilizado sirope de arce). 




Bon appétit!!

También te podría interesar

6 comentarios

  1. ¡¡q buenas gachas y originales ¡¡¡, tienen q estar buenísimas ,las haré para el invierno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eta receta es de todas las estaciones, no hace falta que esperes al invierno para prepararla y probarla. Está deliciosa y es muy sana. Ya me contarás.
      Qué tengas un buen día!!

      Eliminar
  2. Llevo cosa de un mes desayunando gachas. Asi que anoto esta propuesta para variar la mia que no tiene nada de especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas gachas están buenísimas y son muy saludables. ¿Cómo las haces Arantxa tú? Seguro que también están muy ricas. Un beso guapa!!

      Eliminar
  3. Mi abuela también hacia gachas pero con harina, leche y azúcar, y a veces les ponía crostones, se llevó la receta con ella por desgracia, besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartiré la que mi madre hace para que la pruebes, seguro que se parecerá a la de tu abuela 😉
      Un beso guapísima!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete