La receta de la felicidad: Hygge

lunes, 24 de abril de 2017

Hoy vamos a hablar sobre el Hygge, un tema que está muy de actualidad y sobre el que he estado leyendo durante estas vacaciones, la receta de la felicidad.




Para el cumpleaños de una amiga le regalé el libro Hygge de Marie Tourell Soderberg para aportar a su día a día un poco de positividad. Dos meses más tarde, para mi santo, Monsieur Accidents me lo regaló a mí y me ha encantado. Son unos de esos libros que no he podido dejar de leer hasta el final y cuando lo he terminado, me ha dado mucha pena y me ha dejado con ganas de más. Así que tenía que compartirlo con vosotros.




Tengo que admitir que soy una persona muy hyggelig por muchas razones aunque los que me conocéis ya lo sabéis, no os voy a descubrir nada nuevo, ¿verdad? 

¿Qué es el hygge? Es el término danés que recoge la felicidad y el bienestar. Según la Encuesta Social Europea los daneses son los más felices de Europa.

El hygge se siente. Para mí es disfrutar de las pequeñas cosas.  

¿Mis momentos de hygge? Son muchos pero tengo algunos que son cotidianos como al levantarme y al acostarme.

El momento del desayuno es fundamental para mí. Cuando cojo la taza de café recién hecho entre mis manos y cierro los ojos, disfrutando de su aroma, de su sabor , de cada sorbo... tanto Monsieur Accidents, como mi hermano Pedro o como mis compañeros del curro, siempre se ríen de mí y dicen: "Ya está ella en su momento café, mira cómo disfruta". Y es que disfrutar de los pequeños detalles es lo mejor. 




Me gusta el momento justo antes de dormir, vuelvo a ser como una niña pequeña, tumbada en la cama bajo el nórdico y escuchando a  Monsieur Accidents leyendo un nuevo capítulo de la novela que en ese momento "estemos leyendo juntos".  Me voy relajando y, tengo que admitir, me quedo dormida. 




¿Podemos disfrutar del hygge durante todo el año? ¡Claro que sí! Todo depende de nosotros.

Hay épocas del año en el que el clima no nos permite pasar tanto tiempo fuera de casa como el que nos gustaría, esos días en los que la lluvia o la nieve no para de caer. Estar dentro de casa tomando algo calentito o leyendo un buen libro mientras ves caer la lluvia o los copos de nieve desde la ventana... te das cuenta de que estás viviendo un momento de hygge.  




Pero hay otras veces que podemos disfrutar de un buen paseo en bici o un ruta por los caminos mientras las hojas de los árboles caen a nuestro paso.




¿Cómo es una casa donde está presente el hygge? Son importantes los detalles y creo que en mi casa se ve, se escucha, se huele, se saborea, se siente el hygge, pero porque lo hacemos entre todos.

En mi casa siempre hay velas, incienso, música,... y una mesa grande con muchas sillas lista para lo que surja.




¿El hygge y la familia? Las exigencias y ritmo de la vida cotidiana muchas veces nos impide tener momentos de hygge, pero hay que intentar pasar más tiempo en familia. 

Hay que hacer partícipes a los niños de las tareas de la casa, como por ejemplo preparar la comida juntos, sí, se tarda más, pero también se disfruta más. 




Creo que una imagen vale más que mil palabras, así que, si aún no habéis visto este vídeo, hacerlo ahora, veréis cómo lo hemos pasado hyggeteando toda la familia. 

¿Cualquier momento puede ser un momento de hygge? Reconozcámoslo, somos impacientes y no nos damos cuenta de que cuando nos vemos obligados a esperar, podemos disfrutar de esos momentos en lugar de ponernos de los nervios. Por ejemplo, recuerdo siendo pequeña, cuando se iba la luz, ayudaba a mi padre a ver si la avería era en nuestra casa mirando si habían saltado los plomos o era una avería en el bloque o en toda la manzana. Si era necesario, encendíamos velas y nos sentábamos toda la familia a esperar. Las velas, la conversación, los juegos,... un momento muy hyggelig en familia.




¿Recetas hyggelig? Son todas aquellas que nos hacen sentirnos bien y disfrutar, recordar o transportarnos a otros momentos y lugares,... 




¿Cómo llevar el hygge a la mesa? Siempre lo intento hacer, y lo podéis ver en los vídeos. En mi cumpleaños siempre pongo mucho esmero en sorprender a mis invitados, creando un ambiente diferente para cada ocasión y acorde con la temática elegida. 




Pero hay otras veces que las comidas o cenas son más informales.


 

¿Cómo crear un ambiente hyggelig? La música es fundamental. Y tanto a Monsieur Accidents como a mí nos gusta mucho cuidar este detalle, ponerla a un volumen adecuado para que esté presente de fondo pero que nos permita hablar con nuestros invitados, creando un ambiente cálido, cómodo y tranquilo. Intentamos que sea música que gusten a los presentes, porque no a todos nos gusta la misma música. Y también intentamos sorprenderlos con ella.

Me gustan las mantas te hacen sentir cómoda y relajada. En invierno, y no invierno, porque en mi casa siempre hay mantas ya que soy muy friolera, cuando algunos amigos han venido a verme pero están cansados, nos hemos sentado en los sofás con unas mantitas y hemos puesto una peli. Como pasó el fin de semana pasado cuando, después de un día intenso, terminamos Mar, Jaime, Monsieur Accidents y yo, descalzos, en los sofás y tapados con unas mantitas viendo Zootrópolis, un momento muy hyggelig.




¿Los pequeños accidentes pueden ser hyggelig? Pues sí, depende de cómo nos lo tomemos. Una casa impecable limita el hygge. ¿Cuantas veces se nos ha caído una copa de vino en el mantel? Pues se cubre con sal gorda, se llena de nuevo la copa y se brinda por los Pequeños Accidentes que hacen que nuestra vida se saboree mejor. 

Hygge da mucho de qué hablar por lo que he pensado en hacer diferentes posts para que podamos disfrutar de él un poco más y compartir así nuestras experiencias. ¿Qué os parece la idea? 

También te podría interesar

34 comentarios

  1. Muy interesante Lola! Me encanta el tema. Para mí es fundamental disfrutar de lo cotidiano, porque ocupa la mayor parte de mi tiempo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días guapísima!! Sí, es un tema muy interesante y es importante disfrutar de lo cotidiano para ser más felices, y como tú dices, ocupa la mayor parte de nuestro tiempo, así que no lo desaprovechamos!! Un beso guapísima!!

      Eliminar
  2. Sin ninguna duda: el café de por las mañanas (los cafés, en realidad) y un buen libro un domingo por la tarde en el sofá, lo mejor de lo mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Laura!! Sí, para mí saborear y disfrutar de una taza de café es una forma muy hyggelig de empezar el día!! Y el leer un buen libro en el sofá es otro de los momentos más más bonitos del día!! Un beso guapa!!

      Eliminar
  3. ¡Hola cielo!
    Debo confesarte algo, creo que hacía tiempo que un post no me transmitía tanta tranquilidad como el tuyo.
    No tenía ni idea de lo que era el hygge. Bueno, más que no tener ni idea sobre ello, podría decir que no sabía que se llamaba así, puesto que sí, soy de esas personas que disfruta de las pequeñas cosas de cada día, aunque sean días "imperfectos", ellas hacen que sean ideales.
    Por ejemplo, lo de la taza de café por las mañanas. Indispensable en mi día a día también, y no solo en casa, sinó también en el trabajo (aunque no todos los días puedo darme ese capricho y hacer un break jejeje).
    También me has hecho pensar en muchos momentos con mis abuelos. Esas charlas interminables hablando de todo sin importar el tiempo. (Es algo que echo tanto de menos).
    En fin, que podría decirte miles de momentos hygge de mi vida pasada, y presente (o eso creo).
    Creo que no es necesario que te diga que SÍ, y en mayúsculas, me gustaría que trataras este tema en más artículos, porque de verdad de la buena, me voy muy zen, en serio. Así que gracias, que eso en un lunes se agradece.
    Besotes tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapísima! Me alegro de haber contribuido un poco a que tu lunes haya sido mejor. Jijijijiji!!
      Tenemos que saborear y disfrutar los pequeños detalles que nos hacen felices. No importa que sean imperfectos o insignificante para los demás, lo importante es que a nosotros nos hacen sentirnos bien y eso es lo que cuenta. A mí el café de la mañana que nadie me lo quite!! Jijijiji!!
      Yo también echo mucho de menos los momentos vividos con mis abuelos, la verdad es que hemos tenido suerte de haberlos tenido, ¿vedad?
      Pues haré más post relacionados con este tema y en honor a tí intentaré publicarlos los lunes, ¿qué te parece? Así tendremos algunos lunes más de hygge!! ;D
      No hace falta decirte que siempre es un placer tenerte por aquí de visita. Un beso guapísima!!

      Eliminar
    2. Jajajaja sí por favor, más posts hygge los lunes jajajaja besotes love

      Eliminar
    3. Eso está hecho!! Pero uno por mes, para saborearlos mejor ;P

      Eliminar
  4. Hola Lola, primero agradecerte que hayas puesto imágenes mías en un momento tan hygge y luego las referencias a nosotros 2. Cada vez me gustan más tus post porque le pones tanto amor y cariño que eso se nota y comentarte que cada vez que compartimos más momentos zen, hygges y terapeúticos como el reiki puedo sentir que me siento unida más a ti, un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mar!! Me alegro de que la selección de fotografías que he hecho para este post te haya gustado.
      Gracias por tus palabras y de que cada vez te gusten más mis post, los hago con mucho cariño y amor, como bien dices.
      Sí, compartimos juntas muchos momentos, y todos muy hyggelig!! Y los que nos quedan... jijijijiji!!
      Un beso guapísima!!

      Eliminar
  5. Hola guapa, en primer lugar agradecerte que hayas echado algo de luz sobre este tema tan de actualidad, ya qué apenas he tenido tiempo de investigarlo, ( y de verdad que lo tenia en pendientes) y en segundo lugar, me encanta esa sensacion de paz y tranquilidad que transmites mientras los describes. Leerte tambien me ha parecido un momento hygge. Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya ayudado con un tema pendiente. Es muy interesante y del que seguiré hablando,así que cualquier duda que tengas, ya sabes, dímelo y lo aclararemos en otro post.
      Gracias por tus palabras, no sabía que había transmitido tanta paz y tranquilidad, y ha sido un placer disfrutar de un momento muy hyggelig contigo.
      Un beso guapa!!

      Eliminar
  6. Me parece también que la gata flamenca también recomendó algo sobre el tema, y me encanta el término y todo lo que conlleva disfrutemos de los pequeños placeres, besitos guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Gata Flamenca también se leyó un libro sobre Hygge, así que ya tienes dos libros para leer ;P
      Sí, ponerle un nombre a el hecho de disfrutar de los pequeños placeres de la vida conlleva a que lo tengamos más presente y le prestemos más atención.
      Un beso guapísima!!

      Eliminar
  7. !!Que bien y bonito te ha quedado el post!! . Yo no sabía que las pequeñas cosas se llamaba HYGGE. Como tu cuentas a veces las pequeñas cosas disfrutas y te hacen más ilusión que una gran cosa . Yo también disfruto mucho con esa pequeñas cosas , con la lectura de un libro, un atardecer, una charla con mis hijos y que me cuenten cosas ,que me llamen mis nietos y hablen conmigo ect....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Encarni!!
      Hygge es todo aquello que te haga feliz. Pueden ser pequeñas cosas o grandes, depende de cada un@. Yo también disfruto mucho de la lectura de un buen libro, de la magia de un atardecer (y si es en la playa mejor), de las reuniones familiares o de amigos, de esas llamadas que no te esperas solo para que sepa que se acuerdan de mí,...
      Feliz fin de semana!!

      Eliminar
  8. No conocía el término y veo que es algo así como el mindfullness danés pero con más atención al detalle.Por cierto me encantan las lamparas de tu comedor, son muy originales, bss
    walkingtopennylane

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!!
      Las elegimos por su material, color y forma, van acorde con el cuadro grande que tenemos en el salón que me regalaron mis cuñados.
      Que tengas un fin de semana hyggelig!!

      Eliminar
  9. Me encanta la idea de que sigas hablando de momentos hygge porque yo también me he quedado con ganas de más! Me ha dado que pensar, y me he puesto a recordar algunos de esos momentos que son hyggelig par mí también. Comparto contigo el momento de acostarme, deshacer la cama y meterte bajo el edredón no tiene precio...Y esas tardes de verano en el patio, sentados leyendo, cosiendo, viendo televisión y con el murmullo del agua de la piscina de fondo (aunque sea de plástico) también es muy hygge para mí. Me gusta mucho hacer vida al aire libre. Ha sido un post muy bonito, Lola, y espero que escribas muchos más así. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y habrá más post sobre Hygge!!
      No sé si es porque en el sur se vive más al aire libre, en los patios, jardines,... que en cuanto llega el buen tiempo, Monsieur Accidents y yo salimos al jardín y no hay quién nos mueva de allí (creo que mis vecinos piensan que somos raros, jijijiji).
      Cada un@ de nosotr@s tenemos nuestros momentos de hygge, por eso son especiales y deberíamos de prestarles más atención.
      Disfruta mucho de tus momentos hyggelig, te los mereces.
      Un beso guapísima!!

      Eliminar
  10. Hola! Coincido totalmente con Carolina, el post en si me ha llegado me ha transmitido tranquilidad. No conocía la receta de la felicidad bajo este término hygge y te agradezco mucho que lo hayas explicado, saber disfrutar de las pequeñas cosas como significa para ti. He reflexionado mientras iba leyendo tu post en que cosas son en las que yo disfruto y son muchísimas más de las que me imaginaba, entre ellas disfrutar de una buena comida con mi madre, es de las cosas que más disfruto, pasear por la playa y que la brisa del mar te de calma y te relaje por completo, disfruto de tantas cosas que a veces no nos damos cuenta de lo felices que podemos llegar a ser. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno que tiene el término Hygge es que nos paramos a pensar en las pequeñas cosas que nos hacen felices y darnos cuenta de que son más de las que creíamos. Disfrutar de nuestra madre, sus atenciones, sus mimos, sus comidas,... es uno de los momentos más hyggelig, verdad? Para mí también es un momento de hygge el pasear por la playa, sentir la brisa, oír el mar mientras que disfruto de un bonito amanecer o atardecer, a mí también me da calma y me relaja.
      Que tengas un fin de semana muy hyggelig guapísima!!

      Eliminar
  11. Hola!

    Un post muy interesante. No conocía el término pero me parece una idea fundamental sobre la que vivir nuestro día a día. Para mi, mi momento hyggelig favorito es, los fines de semana cuando me echo la siesta con mis pequeños y al despertarme antes que ellos veo que ambos están pegaditos a mí...es un gran momento. O meterme en la cocina, con mi peque mayor y ver la ilusión que le hace ponerse su mini delantal...

    Me ha encantado el post. Me quedo con ganas de más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que los fines de semana y las vacaciones son los momentos más hyggelig que podemos pasar con los más pequeños de la casa.
      Yo disfruto mucho en la cocina con mis sobrinos cuando vienen a verme, y es que verles las caritas mientras cocinan y luego cómo les gusta decir que lo han hecho ellos... me encanta!!
      Me alegro de que te haya gustado el tema. Habrá más posts sobre Hygge!!
      Que tengas un finde semana muy hyggelig guapa!!

      Eliminar
  12. Hola Lola!

    A través de tu post has transmitido de maravilla la receta de la felicidad o Hygge. Yo había escuchado el término pero no he sabido realmente de que se trataba hasta leer tu post. Al leerte he sabido perfectamente sobre lo que hablas. Yo creo que también soy mucho del hygge. Coincido contigo en el desayuno! me encanta saborear el café por las mañanas, es un momento zen. Otro momentazo que tenemos nosotros es ir en el coche y ponernos canciones de Coldplay o Muse y disfrutarlas mientras viajamos. Es lo más.

    Estoy totalmente de acuerdo que siempre, en cualquier momento o época del año se pueden sacar pequeños momentos con los que disfrutar y sentirse vivos, tranquilos.. es un sentimiento maravilloso! Gracias por compartirlo y me quedo esperando tus próximos post sobre el hygge! Un beso!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas disfrutado de esta receta guapa!!
      El café de las mañanas es fundamental para que el día esté lleno de hygge.
      Ir de viaje con buena música es maravilloso y Coldplay y Muse son muy buenas opciones. Me has hecho recordar el concierto de Muse en Madrid hace algunos años, fue espectacular!!
      Siempre es momento de disfrutar del hygge y si no lo hacemos es porque no nos damos cuenta de lo importante que es para nosotr@s.
      Me alegro de que te haya gustado este post y habrá más sobre Hygge.
      Que tengas un fin de semana hyggelig!!

      Eliminar
  13. Hola Lola. Hay que ver las cosas que se aprenden leyendo distintos blogs. Jamás hubiera pensado que hygge existiera cómo termino, porque lo que nos dices que significa sí que tengo la suerte de sentirlo. Y nada más y nada menos que Danés... ay, lo que nos queda por aprender, aquí solo sabemos apropiarnos de los nombres en otros idiomas en vez de atribuirles uno propio, pero ese es otro tema y me lío jaja. Me encanta que disfrutes de tu momento café. Muchas mañanas que me levanto estrenada porque me he dormido y los niños llegan tarde al cole, intento no desayunar en ese momento y lo hago después, tranquilamente cuando estoy sola, disfrutando de ese momento. O cuando mis hijos se meten en mi cama y me abrazan y me besan.... esos sí que son momentos hygge. Y según he leído, todo lo podemos llevar a ese terreno, me vienen un par de recetas que me hacen sentir genial... y si las casas impecables limitan el hygge, te digo yo que mi casa es muy muy hygge jajaja. Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es sentirlo ;D
      Pienso que hay que coger todo lo bueno de otros países, culturas,... pero también hay que destacar lo bueno que tenemos, así como desechar lo malo.
      Con los niños siempre hay momentos de hygge, a mí me pasa con mis sobrinos.
      Me alegro de que tengas una casa donde el hygge se ve y se siente, eso es lo importante!! Jijijiji!!
      Ya me contarás esas recetas que te hacen sentir genial... ;D
      Un beso guapa!!

      Eliminar
  14. Hola Lola!! que post tan bonito!
    No había escuchado hablas de Hygge el secreto de la felicidad, y el término me parece muy buen porque toda la vida he tenido momentos Hygge y no lo sabía, me gustan mucho estas palabras que existen en otros idiomas que describen situaciones para los que no tenemos una palabra concreta, en este caso bienestar o complacencia quedan cortas.
    Coincido muccon muchos de tus momentos Hygge del día, el del café es uno de ellos por ejemplo, los paseos, pero no hay comparación al de abrazr a mi perro y dormirme la siesta... o cuando me tiro un rato largo jugando con él.
    Las mantas si que son algo muy importante para hacerme sentir feliz!! soy friolera también.
    Por cierto preciosas fotos, me encantan!!
    Bueno te dejo y creo que este libro se lo voy a regalar a una amiga para motivarla un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Carmen, siempre hay que coger lo bueno de cada paí, cultura,...
      Cuando voy a casa de mis padres, la Cosi (la perra de mis padres) se vuelve loca y no se separa de mí hasta que me voy, es un momento de hygge para mí. Y la siesta, sobre todo en verano, es un placer... ;P Si eres friolera como yo, las mantas son fundamentales para el hygge.
      Ya me contarás si a tu amiga le gusta el libro, a mí me ha encantado.
      Muchas gracias guapa, me alegro de que te haya gustado tanto el post como las fotos.

      Eliminar
  15. Ya es casualidad que eligieras este libro para regalar y luego te le regalaran a ti, algún comentario dejarías caer, ¿no? Es la primera vez que leo que se pone sal gorda sobre una mancha de vino, apuntado el truco. Al final hay que disfrutar de las pequeñas cosas, que con tanta preocupación no vamos a ningún sitio. Sofá+peli+mantita creo que son un momento de hygge universal, bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji!! Sí, algo dejé caer ;P
      Sí, yo siempre lo hago, la sal absorbe el vino. Estos accidentes pasan y no pasa nada. Lo importante es que sigamos pasándolo bien sin ninguna preocupación.
      Estoy contigo en que Peli, sofá y manta es un momento muy hyggelig.
      Un beso guapa!!

      Eliminar
  16. HOla guapísima! llevaba un tiempo escuchando la palabra "hygge" y viendo el libro en instagram, pero no me quedaba muy claro qué era...después de ver tu post me he dado cuenta de que yo también tengo muchos momentos hygge, especialmente el desayuno, me pasa como a ti, es el momento que mas disfruto del día y Rubén se rie de mi diciendo que hago "desayunos bonitos" jejeje. También disfruto mucho cocinando, viendo una peli tapada con una manta...y el recopilatorio de fotos quehago cada mes en el blog con las fotos de Instagram me hace darme cuenta de todos los momentos hygge que he vivido el mes anterior, aunque muchas veces no soy consciente hasta que veo las fotos ^_^
    Me has animado a leerme el libro, igual aprovecho que se acerca mi cumpleaños para ponerlo en mi lista de deseos.
    Un beso preciosa y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener desayunos bonitos que nos hagan tener días hyggelig!! ;P
      Los momentos de peli, sofá y manta son geniales y están llenos de hygge.
      Tenemos más momentos de hygge de los que pensamos, y con este post espero que os haya ayudado a que los veais y valoréis.
      Añade este libro a la lista de regalos para tu cumpleaños porque te va a encantar. Ya me contarás.
      Qué tengas un fin de semana lleno de hygge guapísima!!

      Eliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete