Hogaza de pan casero

lunes, 21 de noviembre de 2016

Mi amiga Carmen es una de esas supermamás que hacen de todo, como el pan para que cada día su marido y sus hijas disfruten de un pan casero en la mesa. 

Y no podía faltar en el menú que preparamos Carmen y yo para la sección de Cocinando con..., para que la comida fuera completa.  




Así que hoy nosotros vamos a probar su receta para poder disfrutar de un pan recién hecho para comer y, si sobra, tener para el desayuno de mañana.

Tengo que decir que cuando cocinamos juntas seguimos la receta de Pan rápido que ella hace normalmente con la thermomix. Ahora nosotros vamos a preparar una hogaza de pan usando un procesador de alimentos, nuestras manos y dejando la masa reposar durante un tiempo para que surja la magia. 




Ingredientes:
300 ml de agua
500 g de harina
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 cubo de levadura prensada
1 cucharadita de azúcar
2 cucharaditas de sal

La harina que he utilizado es harina de trigo aunque podemos hacerlo con diferentes harinas. 

El cubo de levadura prensada se puede sustituir por un sobre de levadura deshidratada. 

El azúcar que mi amiga utiliza es azúcar moreno, pero se puede utilizar de otro tipo. Y la sal que usa es fina.

Lo podemos enriquecer con pipas de girasol, semillas de lino o con hierbas aromáticas. 

Preparación:
Lo primero, como siempre, es preparar los ingredientes, pesamos los que necesiten ser pesados, medimos los que necesiten ser medidos y calentamos el agua en un cazo.

Mientras el agua se calienta, añadimos al vaso del robot de cocina la harina, la sal, el azúcar y el aceite y mezclamos. 




Cuando el agua esté lista, agregamos la levadura y mezclamos bien hasta que ésta se haya disuelto por completo. 

Vamos a ir añadiendo poco a poco la mezcla anterior al vaso del procesador de alimentos, donde ya tenemos el resto de ingredientes, a la vez que vamos mezclando hasta que quede una masa uniforme. 

Comprobamos la textura de la masa, añadimos un poco más de harina si está muy pegajosa o agua si se hace bolitas y mezclamos.




Colocamos papel de horno en una bandeja para hornear. 

No precalentamos el horno.

Retiramos la masa del vaso y amasamos la masa con las manos, hacemos con ella una bola dándole forma de hogaza y lo colocamos en la bandeja de horno. 







Tapamos con film transparente, previamente engrasado, y dejamos que suba la masa en un lugar cálido durante una hora o hasta que se duplique su tamaño. Si la temperatura no es lo suficientemente cálida, un truco para que la masa aumente, es poner la bandeja cerca de un radiador o el horno a baja temperatura pero que desprenda calor. Mi amiga, al hacerlo con la thermomix, se ahorra este paso ya que el robot le aporta el calor necesario para ello. 

Transcurrido el tiempo de reposo, quitamos el film, le hacemos unos cortes a la masa en la parte de arriba y espolvoreamos un poco de harina por encima.

Metemos al horno sin precalentar, a una altura baja, a 200ºC (o 220ºC), durante 40 minutos. 




Transcurrido el tiempo, sacamos del horno y lo dejamos reposar en una rejilla.




¿Qué os parece? Está espectacular!! Me recuerda a la telera que comía de pequeña en el pueblo de mis padres, Adamuz.

A partir de ahora ya no tenéis excusas para elaborar vuestro pan casero.

Si queréis ver el menú completo que Carmen y yo preparamos para la sección Cocinando con... así como el vídeo resumen haz click aquí 

Bon appétit!!!

También te podría interesar

7 comentarios

  1. !! Que buen pan habeis preparado y que bien os ha quedado, las fotos muy bonitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Encarni!! La verdad es que hacer pan es increíble. No solo por el aroma que hay en casa cuando se está horneando o por su sabor, ver como la masa aumenta su tamaño en una hora sólo con un poco de calor, es algo mágico.

      Eliminar
  2. ¡Hola cielo!
    No sabes la de tiempo que no hago pan, y eso que me gustaba hacerlo en casa, porque como siempre digo, como lo hecho en casa, ¡nada de nada! No solo por el sabor, sinó que además te da la ventaja de saber qué diantres te estás comiendo en realidad e incluso "jugar" con los ingredientes (ejemplo, variar de harinas).
    Me has hecho entrar el gusanillo. A ver si este finde araño un poco de tiempo de donde sea y me pongo con las manos en la masa jajaja
    Por cierto, las fotos son preciosas, y el toque de los sombreros me ha encantado. Muy profesionales jajajaaj
    Besos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como lo hecho en casa no hay nada, porque se disfruta también preparándolo y el aroma que inunda la casa no puede ser mejor. Ese olor a hogar... Ten en cuenta que tiene que reposar en un lugar cálido para que la magia surja y su tamaño se duplique. También lo he hecho combinando dos tipos de harina y en otra ocasiones le he añadiendo especias como orégano, tomillo o romero.
      Pues ya me contarás cuando lo hagas y lo pruebes, a mi me recuerda al pan que hacen en el pueblo de mis padres y si sobra para el desayuno.
      No te has reido mucho, verdad? Jijijijiji!! Nos pusimos nuestros mejores trapitos para la ocasión, que lo merecía. Jijijiji!!
      Un beso guapa y ya sabes dónde estoy para lo que sea.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy de las de hacer pan.....no hay nada más fácil y rápido, que el "pan rápido) de thermomix :).....el pan gordito que le llama mi hijo . Saludos.

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete