Blinis de trigo con huevos revueltos y salmón

martes, 12 de enero de 2016

El mes pasado compartí con vosotros dos desayunos románticos con blinisY hoy os traigo la receta de Blinis de Miss Dahl, que como os comenté, Sophie lo prepara como desayuno en su programa Deliciosa Miss Dahl, en el Capítulo 1: Amor, inspirado en el romanticismo. 




Ingredientes para dos personas:
Para los blinis:
175 g de harina de trigo sarraceno
300 ml de leche
2 cucharaditas de levadura en polvo
2 cucharaditas de mostaza en polvo
150 g de queso cheddar
1 puñadito de cebollino 
4 claras de huevo
1 nuez de mantequilla
sal 
pimienta

Para los huevos revueltos:
4 yemas de huevo
1 nuez de mantequilla
sal
pimienta 

Para terminar el plato:
cebollino 
125 g de salmón ahumado

Como siempre, la mantequilla y la leche son sin lactosa y el queso es curado. 

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes, para tenerlos listos antes de ponernos con la receta. Pesamos los ingredientes que lo necesiten como la harina y el queso. Medimos la leche. Picamos el cebollino y rallamos el queso. Separamos las claras de las yemas. Preparamos la mantequilla.

Cuando tenemos todo listo, comenzamos a preparar los blinis, para ello, mezclamos en un bol la harina, la mostaza y la levadura.

A continuación, añadimos a la mezcla anterior el queso cheddar y el cebollino picado y mezclamos bien. Salpimentamos, agregamos la leche y removemos.

Batimos las claras de huevo con la ayuda de un robot de cocina, hasta que formen picos suaves. Las incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes suaves para que no bajen.

En una sartén de unos 10 cm de diámetro, echamos la mantequilla y vamos a ir añadiendo cucharadas de la mezcla de los blinis hasta cubrir la superficie de la sartén.

Cocinamos hasta que empiece a burbujear y la parte inferior se dore. El truco está en darle la vuelta cuando veamos que el filo alrededor está uniforme y dorado. 

Mientras se están haciendo los blinis, podemos ir haciendo los huevos revueltos, para ello, batimos las yemas de huevo en un bol con una pizca de sal y pimienta. Para salpimentar suelo utilizar un molinillo con sal y pimienta, de esta manera su sabor y olor a recién molido se potencia.

En otra sartén, calentamos la mantequilla a fuego lento y echamos las yemas, removiendo para que no se conviertan en tortilla, y apartamos del fuego para que se cocinen con el calor residual durante 1 minuto.

Presentación:
Para emplatar, colocamos un par de blinis en cada plato, sobre ellos echamos el revuelto de yemas de huevo. Espolvoreamos el cebollino picado y colocamos en un lado el salmón.

En esta ocasión, el cebollino que tenía no me llegó para la presentación, así que lo que hice fue colocar un poco de perejil de hoja rizada.

Como era para desayunar, los acompañé de unos vasos con zumo natural de naranja recién exprimido.




¿Qué os parece el resultado? Está delicioso, os lo aseguro. Lo que sí os advierto, es que las cantidades son más bien para cuatro personas que para dos. 

Bon appètit!!!

También te podría interesar

8 comentarios

  1. Respuestas
    1. Sí, es una receta perfecta para un momento romántico!! ;)

      Eliminar
  2. Que romántico y qué hambre.... riquísimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una receta que queda muy bien para un momento romántico!! ;) Está muy rica y es sencilla de hacer.

      Eliminar
  3. !!Que deliciosa receta has presentado hoy y un buen desayuno !! , creo que es una manera de empezar el día con este contundente desayuno y diferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno y divertido desayunar algo diferente de vez en cuando!!

      Eliminar
  4. Mmmm.... Qué buena pinta, me apetece un buen plato de esos, besitos

    ResponderEliminar

Lo más reciente

Mi lista de blogs

Síguenos en Facebook

Timeline Twitter

Últimos comentarios

Subscribe

Subscríbete